El PP dice que el ERE en FGV es una medida "durísima" que "hay que tomar" y la oposición da su apoyo a los trabajadores

Actualizado 27/11/2012 16:30:07 CET

VALENCIA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en las Corts, Jorge Bellver, ha reconocido que la aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) es una medida "durísima" que "hay que tomar" para salvar el actual sistema de bienestar. Los grupos de la oposición, por su parte, han rechazado estos despidos y han mostrado su apoyo a los trabajadores.

Así se han expresado en declaraciones a los medios de comunicación tras la Junta de Portavoces de las Corts Valencianes, al ser preguntados por el ERE de FGV que afectará a 450 de los 1.080 trabajadores de la empresa.

Bellver considera que se trata de "decisiones durísimas que está teniendo que tomar el Gobierno de la Generalitat y de España". En su opinión, "si el anterior Gobierno socialista hubiera tomado las decisiones que no tomó o hubiera sido responsable, posiblemente no deberíamos estar tomando las decisiones que estamos tomando".

Se trata de decisiones "necesarias y durísimas" pero que van a hacer posibles "salvar nuestro sistema de derechos y garantía", ha agregado Bellver, quien ha remarcado que, por ello, "no podemos no tomarlas".

El portavoz socialista, Antonio Torres, ha criticado que la reestructuración del sector público "no se está realizando con claridad y no se está dando la participación suficiente a los representantes de los trabajadores, cuando muchos trabajadores del sector público se van a ir a la calle".

Así, ha lamentado que la Generalitat quiera reducir el sector público sin "intentar consensuarlo", sino que se hacer "porque sí" y "sin tener en cuenta las opiniones que se hacen desde los comité de empresa o los grupos de la oposición".

El síndic de Compromís, Enric Morera, asegura que este ERE es una "estafa" porque "hace pagar a justos por pecadores", ya que con el decreto de reestructuración del sector público "se va a mantener en FGV a aquellos que la han llevado al desastre", mientras que los trabajadores, "que no tienen culpa, van a pagar los platos rotos".

RESPONSABILIDAD DE LOS DIRECTIVOS

El portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha rechazado el ERE, como todos los que se están llevando a cabo en el sector público de la Generalitat, y ha señalado que la "responsabilidad de los problemas de la empresa es de los directivos, que la han gestionado de manera deficiente y han cometido supuestamente ilegalidades".

De esta manera, ha mostrado el apoyo de su formación a los trabajadores, al tiempo que ha lamentado que "no se ha buscado el consenso ni el diálogo con los sindicatos" para llevarlo a cabo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies