El PP dice que no se querella contra Luna por su "opinión" sobre el informe policial sino por exhibirlo

Actualizado 20/10/2010 15:02:49 CET

Cree que hay indicios de que Luna puede haber cometido los delitos de revelación de secretos y ocultación de pruebas

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario Ejecutivo de Política Económica y Empleo del PPCV, José Marí Olano, ha advertido hoy que la querella que el viernes pasado presentó el partido contra el síndic socialista en las Corts Valencianes, Angel Luna, no se basa en la opinión que el portavoz expresara sobre el informe de la Brigada de Blanqueos de Capitales sobre la adjudicación de contratos por parte de RTVV en la visita del Papa a Valencia en 2006, sino en su exhibición.

Olano ha respondido así preguntado por la condición de inviolabilidad o no del diputado en Corts respecto a esta cuestión. En este sentido, ha manifestado que la querella dedica dos folios a hablar de este principio y ha advertido que la Constitución reconoce a los diputados "inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones", pero en este caso, entiende que Luna no estaba opinando, y que "exhibir" y "leer" parte de "un informe que forma parte de un sumario declarado secreto", es "un hecho, no es una opinión".

El también diputado autonómico ha apuntado que existen indicios de que Luna "puede haber cometido no uno, sino dos delitos", el de revelación de secretos en grado de "inductor, cómplice o cooperador necesario", penado con inhabilitación de cargo público de hasta dos años y multa de un año; y el de ocultación de pruebas, el "cuerpo del delito", ha informado, castigado con pena de prisión de tres a seis años, ha dicho.

Asimismo, ha indicado que la denuncia presentada el pasado mes de marzo implicaba que habían tenido conocimiento de unos hechos "que revisten carácter de delito" y que quien podía saber quienes eran los autores de esos hechos delictivos era Luna, ya que "había hecho ostentación de ese hecho revelado".

En la denuncia no instaban a la práctica de diligencias, aunque sí estimaban que era procedente citar en calidad de testigo al síndic socialista y ha afirmado que "parece ser que el propio juzgado de Instrucción ha elevado a exposición razonada a la sala de lo Civil y Penal del TSJ con objeto de que, dado que existen indicios que apuntan a un aforado, sea el TSJ y no un juzgado de instruccion ordinario el que asuma la instrucción, la investigación y, en su caso, el enjuiciamiento del delito cometido". En ese momento, ha indicado, el PP ha transformado su denuncia en querella.

Así, ha dicho, "igual acaba constatándose que el señor Luna, como él ya apuntó, había recibido en un sobre anónimo ese informe, pero igual el señor Luna acaba diciendo que lo recibió de manos de un determinado funcionario policial, que sería el autor del delito".

Por su parte, el secretario general del PPCV, Antonio Clemente, ha recordado que han pasado 210 días desde que Luna "exihibió el cuerpo del delito" y aseguró que el partido lo que quiere es saber "quien le entregó el informe" y por qué no lo remitió a la autoridad judicial de forma inmediata "y decidió ocultar las pruebas cuando el PP denunció este delito".

Igualmente, se preguntan si Luna si tiene alguna relación con Juan Antonio González, el comisario general de la Policía Judicial, a quien en la querella solicitan que testifique. En la querella, solicitan también que se identifique a los funcionarios que participaron en la elaboración del informe, que se se revele la identidad del funcionario encargado de la custodia de los documentos y que se explique si se ha realizado alguna investigación al respecto.