El PP exige a Caldera que no venga a la Comunitat "con las manos vacías" y proponga "recursos reales" en inmigración

Actualizado 24/07/2006 16:43:22 CET

VALENCIA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Adela Pedrosa, denunció hoy la política "sectaria, caprichosa e incompleta" en materia de inmigración puesta en marcha por el Gobierno central, fruto de la "improvisación" y la "arbitrariedad", dijo, al tiempo que exigió al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que no venga a la Comunitat "con las manos vacías y proponga, de una vez, recursos reales y no limosnas" por parte del Gobierno central.

Pedrosa se refirió de esta manera a los "desequilibrios ilógicos" que el Ejecutivo estatal mantiene en materia de inmigración a la hora de "redistribuir" a los inmigrantes por las comunidades autónomas españolas y, al respecto, afirmó que, en esta materia, el Ejecutivo socialista "va a salto de mata".

En esta línea, la secretaria general del PPCV exigió a Caldera, que esta tarde presentará en Ontinyent (Valencia) el Plan de Apoyo al Sector Textil y de la Confección, que "no pase de perfil" por la Comunitat y proponga medidas "coherentes" para una situación que "se les ha ido de la manos", aseveró.

En este sentido, Pedrosa afirmó que sólo en 2006, la Comunitat "ha recibido a más de 1.000 inmigrantes, lo que supone 142 al mes, mientras que en 2005 llegaron un total de 172", lo que supone que el territorio valenciano "recibe al mes los mismos inmigrantes que recibió en todo un año", denunció.

La responsable popular incidió en que en la atención de inmigrantes, el Gobierno central "se ha lavado las manos", al tiempo que lamentó que tenga que ser la Comunitat "la que pague los platos rotos de una política desastrosa" porque "afortunadamente, el Gobierno de Francisco Camps destina al año unos 450 millones en atención sanitaria, educación e integración frente a los ridículos 22 millones que aporta el Gobierno central".

Así, aseguró que, "a diferencia del Ejecutivo central, el Gobierno valenciano no se conforma, adapta su presupuesto al flujo de inmigrantes que llegan a nuestra Comunidad, revisa las necesidades y adecua los recursos", al tiempo que señaló que no tiene "ningún sentido que haya comunidades como la valenciana que reciban ocho veces más inmigrantes que otras de signo socialista".

En este sentido, indicó que ni la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, ni el delegado del Gobierno en la Comunitat, Antoni Bernabé, "pueden seguir mirando hacia otro lado ante un hecho del que sólo es responsable el presidente del Gobierno central" y agregó que gracias al trabajo del Gobierno valenciano "estas personas recibirán la atención que se merecen gracias a unas políticas meditadas y completas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies