El PP ve "humillante" que Sánchez venga a la Comunitat "por la puerta de atrás" y "despache a Puig en unos minutos"

Elena Bastidas
CONGRESO - Archivo
Publicado 21/07/2018 12:46:35CET

CASTELLÓ, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicesecretaria regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Elena Bastidas, ha señalado este sábado que es "humillante" que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, venga "por la puerta de atrás a la Comunitat" y "despache al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y los problemas de los valencianos en unos minutos". "Los valencianos no queremos dos palmaditas en la espalda. Queremos agua financiación y libertad educativa", ha denunciado.

Bastidas se ha referido de esta manera al encuentro "casual y poco institucional" entre ambos dirigentes que tuvo lugar este viernes en Castellón "para tratar los temas capitales de la Comunitat Valenciana". "Los cinco millones de valencianos se merecen un encuentro en profundidad y pausado con la persona que tiene que dirigir su futuro, no un encuentro de cortesía", ha criticado.

En este sentido, ha indicado que "a Sánchez, le vino de paso reunirse con Puig", al tiempo que ha afirmado que los valencianos "se merecen más". Asimismo, ha denunciado que la financiación de la Comunitat "no se despacha de prisa y corriendo, ni el agua que necesitan los agricultores, ni el chantaje lingüístico al que son sometidos alumnos y centros, ni el empleo que necesitan los valencianos".

Al respecto, ha afirmado que "el tiempo que Sánchez le dedica a la Comunitat y a Puig es directamente proporcional a su interés por los valencianos, y esto es solo un aviso a navegantes de lo que le espera a nuestro territorio con Sánchez en el Gobierno".

"A Sánchez, Ximo Puig y la Comunitat Valenciana le son indiferentes, y un presidente que ignora un territorio que tiene tanto que ver en la economía, la sociedad y el futuro de España es un presidente selectivo que ha descartado apostar por los valencianos", ha reiterado Bastidas.

"PONER ORDEN AL PATIO DEL PSPV"

De esta forma, la vicesecretaria regional del PPCV ha lamentado que el secretario general del PSOE, "no haya aprovechado para poner orden al patio del PSPV después de que la Justicia mantenga imputados a más de 25 cargos en la causa por la financiación irregular". "Es impensable que Sánchez haya hecho de la lucha contra la corrupción su caballo de batalla y ahora que le toca tomar cartas en el asunto valenciano se baje del caballo y mire hacia otro lado", ha criticado.

"OSTENTACIÓN" DE SÁNCHEZ

Por su parte, el Partido Popular de la provincia de Castellón (PPCS) ha denunciado la "ostentación" de Sánchez, al llegar a Castellón "con avión oficial, pero sin ninguna inversión para la provincia en su agenda", al tiempo que ha denunciado que "bajo la excusa de mantener una reunión informal" con Puig, "se ha ido de festival".

Así se ha pronunciado la secretaria general del PPCS, Elena Vicente-Ruiz, quien ha señalado que Sánchez ha venido a Castellón "tan rápido que se le ha olvidado traer a esta provincia el empleo que los castellonenses necesitan y las inversiones que son vitales para aumentar las oportunidades".

Al respecto, Vicente-Ruiz ha pedido al presidente que "piense más en los castellonenses y ponga en marcha los trenes hasta Vinaròs que dejó preparados el anterior gobierno del Partido Popular y desbloquee la ampliación de la A7 que el Consell mantiene paralizada desde hace 15 meses".

En esta línea, ha considerado una "burla que el presidente del Gobierno con menos apoyos de la historia venga a Castellón a un acto lúdico y de divertimento aprovechándose de los privilegios que conlleva su cargo".

Finalmente, la secretaria general del PPCS ha reiterado que "la emergencia de Sánchez no eran los españoles y sus necesidades, sino subir en avión oficial; aumentar ministerios y cargos públicos; controlar la radiotelevisión pública y aplazar las inversiones que el PP dejó prevista en los Presupuestos Generales del Estado para hacer suyo el relato y atribuirse todo el mérito del trabajo que dejó hecho el ejecutivo de Mariano Rajoy".

Contador