PPCV cree que la situación en Divalterra demuestra "porqué PSPV y Compromís no quieren controles de ningún tipo"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

PPCV cree que la situación en Divalterra demuestra "porqué PSPV y Compromís no quieren controles de ningún tipo"

Actualizado 19/11/2016 13:14:04 CET

VALENCIA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Eva Ortiz, ha afirmado este sábado que "contratos a dedo, fraccionamientos y pagos a la abogada que ha defendido a José Manuel Orengo --el que fuera número 3 del PSPV-- en varias causas, es el saldo que arroja Divalterra, que fue presentada como el renacimiento de la Diputación de Valencia". En este sentido, ha añadido que estos hechos demuestran "por qué PSPV y Compromís no quieren controles de ningún tipo".

Ortiz ha lamentado en un comunicado que la corporación provincial "funcione como una subsede del Gobierno valenciano, donde tampoco gustan los controles y hacen todas las piruetas posibles para no contar con el Consell Jurídic Consultiu, con el Consejo Económico y Social e incluso con la Abogacía de la Generalitat, a la que dejan arrinconada", ha criticado.

La 'popular' ha señalado que desde el inicio de la legislatura, su formación advirtió "de las consecuencias que tendría el mestizaje, que lejos de aportar estabilidad sirve para medir las fuerzas de PSPV y Compromís".

"En el Consell relevar un alto cargo, como ocurrió en el caso de Dolores Salas en Sanidad, se convierte en una lucha de poder que se alarga durante semanas a pesar de irregularidades constatadas. En la Diputación --ha continuado-- va más allá y la bicefalia en Divalterra es un ejemplo", ha destacado Ortiz.

"OBSESIÓN" POR "ESCAPAR" DE CONTROLES

La coordinadora del PPCV ha apuntado que "contratos a dedo, fraccionamientos y pagos a la abogada que ha defendido a Orengo, íntimo de --Ximo-- Puig, en varias causas es el saldo que arroja Divalterra, que fue presentada como el renacimiento de la Diputación de Valencia".

A su juicio, éste "no parece un saldo muy positivo", por lo que ahora entiende "esa obsesión por escapar de los controles" por parte de PSPV y Compromís, ha manifestado.

PUIG "MIRA HACIA OTRO LADO"

"Llama la atención que después de cada caso turbio del socialismo valenciano acabe apareciendo el nombre de José Manuel Orengo, uno de los hombres de confianza de Puig, y que el presidente de la Generalitat siga mirando hacia otro lado", ha lamentado la 'popular'.

Al respecto, la dirigente ha criticado que "Puig y Oltra mantengan silencio sobre un caso que les afecta a los dos, puesto que la gestión de Divalterra está compartida por socialistas y Compromís". Según ha indicado, "si esto fuera un caso del PPCV no habrían tenido suficientes minutos para hablar", pero "como les afecta a ellos se mantienen en silencio esperando que escampe. ¿Es que no tienen nada que decir?", se ha preguntado.

"CONFUNDIR INSTITUCIONES"

Asimismo, Ortiz ha señalado que el presidente de la Diputación, el socialista Jorge Rodríguez, "parece que se ha decidido a mover ficha cuando la presión ha sido insoportable, pero su actuación hasta ahora también ha sido mirar hacia otro lado".

La 'popular' ha destacado que la corporación provincial "no puede funcionar a golpe de las necesidades del PSPV, como si fuera su filial", por lo que ha reclamado que "si tienen deudas, busquen la forma de pagarlas, pero que no utilicen a una institución que debe gobernar para los ciudadanos".

"Lo que está pasando en Divalterra y en la Diputación de Valencia es el reflejo de lo que siempre ha hecho la izquierda: confundir instituciones, partido y necesidades propias por encima del interés general de los ciudadanos", ha apostillado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies