Los Premis Llibertat d'Expressió alertan contra las "leyes mordaza" de los gobiernos y animan a "seguir alzando la voz"

PREMIS LLIBERTAT D’EXPRESSIÓ
BIEL ALIÑO /UNIÓ DE PERIODISTES VALENCIANS
Actualizado 03/05/2017 16:51:46 CET

VALENCIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Los galardonados en la 36 edición de los Premis Llibertat d'Expressió que concede la Unió de Periodistes Valencians han alertado este miércoles contra las "leyes mordaza" y las "restricciones" de los gobiernos a la labor informativa, una amenaza a la libertad de expresión tanto para la ciudadanía como para los profesionales del periodismo, que lleva desde la "autocensura" hasta la cárcel, advierten.

Pese a todo, "tenemos que seguir alzando la voz, nunca debemos parar de luchar. En realidad, el periodismo siempre ha sido una profesión de riesgo pero vale la pena para que la gente se entere de lo que está pasando".

Así lo ha reivindicado Abdalá el Shami, periodista de Al Yazira detenido durante el desalojo de las acampadas islamistas en Egipto, que declaró en agónica huelga de hambre durante 149 días. Junto a él, han recibido hoy el Premi Llibertat d'Expressió, el fotoperiodista Belal Darder, condenado a 15 de años de prisión por cubrir la agitación política que se vivió en Egipto tras del golpe de 2013, y la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), que ha recogido su presidenta Virginia P. Alonso.

El acto, celebrado en el Paraninfo del Centre de La Nau, coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa, ha contado con la asistencia de numerosos representantes políticos de las diferentes instituciones y grupos políticos de las Corts, Diputación, Ayuntamiento y varios miembros del Consell.

Para Abdalá el Shami es un "honor" recibir este premio, sobre todo cuando "hace tres años estaba en prisión en Egipto y no creía que la situación fuera a cambiar de este modo", ha relatado. Sin embargo, en su país "todavía hay cien periodistas en prisión y creo que tenemos seguir alzando la voz por ellos, nunca debemos parar de seguir luchando", ha señalado en declaraciones a los medios.

El galardón supone también una manera de "añadir presión" a su Gobierno, algo que tanto en su caso como en otros compañeros de profesión ha dado resultados, ha relatado. Según el periodistas, "cuanto todo el mundo une esfuerzos es cuando las cosas funcionan y sirve para que cambien las cosas".

En la misma línea, el fotoperiodista Belal Darder ha valorado este galardón por el "sentido de pertenencia a una comunidad de periodistas" y ha resaltado que "este tipo de solidaridad y de apoyo significan".

La principal amenaza a la profesión, ha apuntado, son "las restricciones" que impone el Gobierno a su trabajo. "En este momento 35 periodistas están en la cárcel y el discurso está un poco mediado por el ejército que nos hace parecer como personas traidoras que conspiran contra el país, lo que añade dificultades que los periodistas enfrentan en su labor diaria".

ESPAÑA, UN "RETROCESO" EN LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN QUE "DA MIEDO"

Por su parte, la presidenta de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), Virginia P. Alonso, ha celebrado que este premio "pone en el foco la libertad de expresión en España, algo que pensamos que tenemos archiconseguido y no es cierto". Según ha alertado, "España en los últimos años ha vivido un retroceso en materia de libertad de expresión y de información muy importante".

Desde finales de 2014, ha argumentado, "se empezó a legislar para frenar la difusión de protestas a través de redes sociales e impedir un nuevo 15M" y se empezaron a aprobar un conjunto de leyes que desde la PDLI denominan "paquete de leyes mordaza".

Se ha referido así a la Ley de Seguridad Ciudadana, a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y a la del Código Penal que endurece el delito de enaltecimiento del terrorismo "por el que están pasando por la Audiencia Nacional todos estos tuiteros, cantantes y demás", ha apuntado. A su juicio, "se está empezando a enarbolar el delito de enaltecimiento del terrorismo con una naturalidad que asusta un poco. No se puede coger a un tuitero que dice tres chorradas y meterlo en la cárcel. En Turquía también está pasando y da un poco de miedo pensar que nos parecemos a ciertos países en cosas de este tipo".

Con esto se consigue "meter el miedo en el cuerpo" y provocar una "autocensura inmediata", ha lamentado. "Puedes compartir las barbaridades que diga alguien o no, pero no es una cuestión de compartir o no, sino de si eso supone cometer un delito que merezca una pena de prisión o no".

En este punto ha hecho hincapié en que "esto es una cosa de todos, no es algo de periodistas" y "la salud democrática depende de la libertad de información y expresión; aunque tengamos que oír cosas que no nos gustan, es defender un futuro democráticamente sano", ha reivindicado.

"PERIODISTAS HÉROES"

La presidenta de la Unió de Periodistes Valencians, Noa de la Torre, ha subrayado que esto premios buscan reconocer la labor de los periodistas que luchan por la libertad de expresión, tanto en el extranjero como en nuestro país, donde según ha advertido la conocida como 'Ley Mordaza' es "una auténtica amenaza" a la que se suma "la precariedad en las condiciones de trabajo de los periodistas".

De la Torre ha defendido que "la libertad de expresión es un derecho que no han de menospreciar ni los políticos ni las empresas ni los propios periodistas" y ha resaltado que "hay periodistas héroes. Hoy tenemos aquí unos ejemplos. Pero no tendría de haberlos: no debería haber periodistas encarcelados o imputados por contar la verdad", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies