Los presupuestos de la Generalitat para 2011 bajan un 4,7% respecto al año anterior y se sitúan en 13.714 millones de ?

Actualizado 22/10/2010 17:49:58 CET

VALENCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente económico y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha señalado este viernes que los presupuestos de la Generalitat para 2011 descienden respecto al año anterior un 4,7 por ciento y se sitúan en 13.714 millones de euros. Ha remarcado que las cuentas "destacan por su austeridad, principalmente en el gasto corriente".

Gerardo Camps se ha expresado de esta manera en una rueda de prensa junto a la portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, tras la reunión del pleno del Gobierno valenciano en la que se han aprobado los proyectos de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2011 y de Acompañamiento.

El vicepresidente ha calificado los presupuestos para 2011 de "realistas, austeros y eficaces para combatir la crisis económica" y ha subrayado que se adaptan a la "realidad económica actual".

Ha señalado que pese la caída de los ingresos "derivada del estancamiento económico hace que este presupuesto tenga que regirse un año más por un riguroso plan de austeridad". Así, las cuentas recogen una disminución del 15 por ciento del capítulo de gastos de funcionamiento de las consellerias "excepto el vinculado al gasto social".

Camps ha explicado que se procederá a "optimizar" contratos de mantenimiento y a una "profunda revisión de las subvenciones y las transferencias de los capítulos IV y VII" que llegarán a bajar "algunas de ellas hasta un 30 por ciento", ha aseverado.

En concreto, el capítulo I, relativo a los gastos de personal, se reduce un 6 por ciento, motivado fundamentalmente por la aplicación del real decreto ley del Gobierno que disminuye las retribuciones de los empleados públicos, ha explicado el conseller. El capítulo II, de gastos de funcionamiento, se reduce un 3,3 por ciento, "excepto los ligados al gasto social".

Las transferencias corrientes bajan un 2,1 por ciento, en tanto que el capítulo III, relativo al endeudamiento, sube un 16,6 por ciento y queda fijado en 512 millones de euros para "gastos financieros", frente a los 439 millones de euros de 2010 y por "debajo de los Presupuestos Generales del Estado". Camps ha explicado que tanto las autonomías como el Estado "estamos recurriendo a mayores niveles de endeudamiento por la situación de crisis económica".

INVERSIÓN

En materia de inversión, las dotaciones presupuestarias de los capítulos VI y VII descienden en su conjunto un 11,9 por ciento y se sitúan en 1.926 millones de euros. "Este descenso se ve compensado por la inversión productiva extra presupuestaria del Plan Confianza" que ascenderá a 625 millones de euros, "lo que supondrá en realidad un mantenimiento de la inversión" ya que, sumadas ambas partidas, ésta "únicamente" disminuirá un 0,25 por ciento.

Camps ha remarcado que estos presupuestos, a pesar de su descenso, también "son los presupuestos más sociales de la historia de la Generalitat", ya que el gasto social representa un 82,5 por ciento de las cuentas, "frente al 80,3 por ciento de 2008, el 80,4 por ciento de 2009 y el 81,5 por ciento de 2010".

Ha apuntado que el presupuesto para sanidad y educación baja un 3,6 por ciento debido "casi exclusivamente" a la disminución de los salarios de los empleados públicos "y no porque haya recorte alguno en políticas sanitarias y educativas", ha precisado. Asimismo, estos gastos aumentan su peso relativo en el conjunto del presupuesto. Sanidad pasa de representar el 39,7 por ciento en 2010 al 40,2 por ciento en 2011 y Educación aumenta su peso del 30,8 por ciento al 31,2 por ciento.

Bienestar Social, por su parte, crece un 0,1 por ciento y representa el 4,9 por ciento de las cuentas de 2011, frente al 4,7 por ciento de 2010.

Gerardo Camps ha asegurado que estos presupuestos "prestan especial atención" a las políticas destinadas al apoyo a los sectores productivos, que "únicamente bajan un 7,8 por ciento", y a las de empleo y formación, que suben un 2 por ciento.

Por otra parte, se prevé una disminución de los ingresos corrientes del 0,6 por ciento debido a la caída de la recaudación de los tributos propios de un 5,7 por ciento y a la reducción de las transferencias del Estado en un 68 por ciento, donde las entregas a cuenta bajan un 6,4 por ciento.

El vicepresidente económico también ha explicado que los presupuestos para 2011 se han elaborado con la previsión de un déficit del 1,3 por ciento, en tanto que la capacidad de endeudamiento de la Generalitat será de 1.321 millones de euros, frente a los más de 2.500 millones autorizados para el presente ejercicio, ha remarcado. Camps también ha indicado que el presupuesto consolidado asciende a más de 16.000 millones de euros.

El conseller ha enmarcado las previsiones de ingresos y gastos de la Generalitat en la actual coyuntura económica marcada por la "recuperación internacional" y el "estancamiento" de la economía española y, al respecto, ha remarcado que las competencias que le corresponden al Ejecutivo valenciano son "insuficientes para contrarrestar por sí solas los efectos de la crisis económica".

Ha apuntado que la previsión de crecimiento para la economía valenciana en 2011 es de 1,2 por ciento, una décima por debajo de la prevista en el conjunto del país, del 1,3 por ciento. La demanda interna subirá un 0,3 por ciento, el consumo final un 1,9 por ciento y el sector exterior lo hará en un 0,9 por ciento. Se prevé que las exportaciones crezcan un 6,5 por ciento y las importaciones un 3,2 por ciento.