La primavera llega a Bioparc con dos nuevas especies amenazadas: un lémur frentirrojo y una gacela

Crías de gacela
BIOPARC
Actualizado 24/03/2017 19:22:08 CET

   VALÈNCIA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La primavera ha llegado a Bioparc con el nacimiento de dos nuevos animales: un lémur frentirrojo, especie endémica de Madagascar que sólo puede verse en este recinto y una segunda cría de gacela Mhorr. Se trata de especies en peligro de extinción, especialmente esta última, cuyo padre llegó al parque para formar un grupo reproductor.

   Según ha destacado Bioparc en un comunicado, este ciclo natural de vida ha supuesto "esperanza para muchas especies amenazadas en sus lugares de origen".

   Los lémures son posiblemente los animales "más conocidos de Madagascar" y representan "claramente ese peligro de extinción al que se enfrentan estas especies endémicas que habitan zonas con un altísimo índice de pobreza y sometidas a una explotación insostenible de sus ricos recursos naturales".

   No es la primera vez que esta especie se reproduce en el parque, puesto que cada primavera de los últimos cinco años se inicia con el nacimiento de una cría, lo que convierte al parque en un centro de conservación "de referencia" del lémur frentirrojo.

   En el caso de la gacela Mhorr, se extinguió en su medio natural y ha logrado reintroducirse debido al esfuerzo y coordinación internacional de las instituciones que, durante años, han servido de reserva genética y de salvaguarda de la biodiversidad al conseguir garantizar su pervivencia.

   En Bioparc viven seis especies de lémur pero la más afectada es el lémur 'frentirrojo' (Eulemur rufus), incluido en la "lista roja" de especies en peligro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. De los nueve miembros de esta especie que viven en Bioparc, seis han nacido en el parque.

   El grupo reproductor está constituido por dos hembras y un macho procedente de instituciones zoológicas de Polonia e Inglaterra. En Europa sólo hay alrededor de 60 individuos incluidos en un programa de reproducción de especies amenazadas (EEP) para garantizar su pervivencia ante una posible extinción en el medio natural.

   En el caso de las gacelas, el año 2014 llegaron al parque valenciano tres hembras y un macho joven con el objetivo de crear un grupo reproductor. Hace unas semanas se produjo el primer nacimiento de este grupo, lo que supuso el "estreno" del macho como padre. Ahora ha llegado una segunda cría y está previsto el nacimiento de una tercera, lo que evidencia "el éxito de la manada y una nueva esperanza para esta especie" que puede verse en la zona que recrea la sabana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies