La provincia pierde 17.700 empleos en dos años al pasar de 549.000 trabajadores en activo a 531.300

Actualizado 07/07/2015 5:20:48 CET

ALICANTE, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Alicante ha perdido 17.700 empleos entre el primer semestre de 2012 y el mismo de 2014, al pasar de 549.000 personas ocupadas a 531.300, según ha puesto de manifiesto el sindicato CCOO de l'Alacantí i les Marines en base a los datos arrojados por la Encuesta de Población Activa (EPA).

CCOO, en un comunicado, ha hecho hincapié en que de la totalidad de trabajadores, 410.600 tienen empleo a jornada completa, 44.200 menos que en 2012, y 120.700 a jornada parcial, 26.500 más que hace dos años.

Por ello, el sindicato considera que "los cantos de sirena del presidente Rajoy respecto a la salida de la crisis son incoherentes con los datos que ofrece la EPA", y ha remarcado que "no vamos a avalar la mentira que se está trasladando a la ciudadanía en relación a la recuperación del empleo y la salida de la crisis".

Sobre la situación del empleo parcial, CCOO ha puntualizado que "se relaciona, en primer lugar por la facilidad en despedir el empleo con derechos que impuso la reforma laboral de Rajoy; y, en segundo lugar, por la desarticulación del mercado de trabajo consecuencia de su política que, a través de los ERE y las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, han reducido la duración de las jornadas y han transformado contratos a jornada completa en parciales".

MENOS HORAS SEMANALES

Además, los alicantinos han trabajado una media de 34,5 horas semanales de enero a junio, 2,8 horas menos de lo que lo hacían en 2012. "Esa pérdida de horas semanales trabajadas marcan el proceso de empobrecimiento de la clase trabajadora en el que están inmersos el gobierno de Rajoy y Fabra. Menos horas de trabajo supone menos salario y menos cotización, por lo que resulta más pobreza a corto y largo plazo", ha comentado CCOO.

Finalmente, el sindicato ha afirmado que "el abuso de la contratación a tiempo parcial" está "directamente ligada a la economía sumergida" y a "la siniestralidad laboral", lo que incide en un modelo de mercado de trabajo "extremadamente precario en el que cada día es más frecuente el desempleo, el subempleo y la explotación laboral". "Éste es el modelo de mercado de trabajo que propone Rajoy y sus medidas de reforma laboral, eufemismo tras el que se esconde la precarización del mercado de trabajo", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies