El proyecto de Bonig: justicia social y "emancipación" para "devolver la Comunitat a los valencianos"

La 'popular' fue reelegida líder este pasado sábado
PPCV
Actualizado 02/04/2017 14:52:27 CET

VALÈNCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha defendido este domingo un proyecto político basado en "la justicia social y la emancipación de las personas", que tiene como objetivo "devolver la Comunitat Valenciana a sus únicos dueños: los valencianos" y que se basa "en los éxitos del pasado, el reconocimiento de los errores cometidos, pero sobre todo en el futuro y la ilusión".

Con este objetivo en el horizonte, Bonig ha cerrado el XIV Congreso Autonómico del PPCV que la ha revalidado como presidenta. El cónclave se ha celebrado este fin de semana en el Palacio de Congresos de València y ha contado en la clausura de esta jornada con el presidente del PP y jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Al encuentro han acudido miles de militantes, simpatizantes y miembros del partido, además de varios representantes de la sociedad civil, como la presidenta del Ateneo Mercantil de València, Carmen de Rosa; el presidente de Lo Rat Penat, Enrique Esteve; el portavoz del PSPV en las Corts, Manolo Mata, y el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez.

En su discurso, la 'popular' ha asegurado que el nuevo proyecto del PPCV "está cimentado sobre dos ideas: la justicia social y la emancipación de las personas".

"La justicia social para sumar a todos al proyecto, porque hablamos de bienestar y oportunidades para todos. Somos el partido de los trabajadores, de los autónomos, de los pequeños y medianos empresarios, de los funcionarios y de las clases medias, que siguen teniendo conciencia de clase media pero que se han visto empobrecidas en crisis", ha manifestado.

Así, "frente a los que van plató por plató diciendo que vienen a rescatar personas", Bonig ha insistido en que el PPCV viene a "emancipar a las personas", dos términos en los que hay la "diferencia sustancional" y de que los 'populares' están "firmemente convencidos de que un partido no puede despreciar el mayor activo de una tierra: la capacidad, energía y talento de su gente".

UN PP "REFORMISTA" Y "NO REACCIONARIO"

La dirigente ha planteado un PPCV "defensivo en lo ideológico, nunca ofensivo, reformista y no reaccionario", y que debe "estar en todos los debates y no ausentes", al tiempo que debe permanecer "sin complejos", y ha advertido de la "crisis de la democracia representativa" como "la enfermedad política del siglo XXI que hay que combatir".

"Frente a su planificación, control y adoctrinamiento", que a su juicio simboliza la oposición, ha abogado por la "libertad, educativa económica y social: La democracia ha sido probablemente la esfera más afectada por esta crisis tremenda y fuerte, cuando el pueblo se aleja del Gobierno, empieza a fracturarse el mejor sistema que se ha inventado".

Por ello, ha manifestado que la "voz " del PPCV "debe ser escuchada ahora más que nunca", ya que en el contexto de "mala calidad política que sufrimos", el objetivo de sus "adversarios" es, según ella, "evitar el debate por el riesgo inherente a la confrontaciones de ideas y proyectos. "La centroderecha siempre gana", ha recalcado.

"VALENCIANISMO INTEGRADOR"

Por otra parte, la presidenta de los 'populares' valencianos ha incidido en que a la política "se viene a servir y nunca a ser servido" y ha lamentado que el Consell "está queriendo crear algo diferente a la Comunitat, algo que sólo existe en su mente, y los valencianos no necesitamos nuevos símbolos porque tenemos muy clara nuestra identidad". Frente a este modelo, ha propuesto un "valencianismo integrador, nunca de ruptura, siempre de vertebración".

Isabel Bonig ha defendido "la colaboración público-privada" como una " es valiosa alianza" y ha indicado que el sector privado "no es un enemigo sino un compañero para colaborar de forma leal y ayudar a la gente", al tiempo que ha criticado que lo que hace el Ejecutivo valenciano es "impulsar lo público" y "arruinar lo privado".

Asimismo, ha instado a la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra a que "se ocupe, no del mundo entero, sino de su tierra y de los problemas de los valencianos", y ha recriminado tanto a ésta como al 'president' Ximo Puig "exportar odio y a hablar mal de su tierra".

"CHANTAJE LINGÜÍSTICO"

En materia de educación, la líder del PPCV ha reivindicado el carácter europeo de la Comunitat para asegurar que todo el mundo necesita "saber inglés, castellano y valenciano", por lo que va a " batallar contra el decreto lingüístico que es una imposición, un chantaje". "Lucharemos contra el nacionalismo rancio y separatista de Compromís", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies