Proyecto Hombre detecta un aumento del 20% en primeras atenciones tras asistir a casi 1.500 personas en 2017

Presentación de la memoria de la fundación
PROYECTO HOMBRE
Publicado 20/06/2018 14:43:07CET

Advierte del incremento "considerable y preocupante" de jóvenes adictos a nuevas tecnologías

VALÈNCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Proyecto Hombre Valencia ha detectado un incremento del 20% en las primeras atenciones realizadas durante 2017 y del 18% a jóvenes, adolescentes y sus familias. En total, 1.464 personas fueron asistidas en sus centros de día de València, Gandia y Ontinyent, en el programa de prevención de comunidades terapéuticas de la provincia y la Comunidad Terapéutica Intrapenitenciaria del módulo I del establecimiento penitenciario de Picassent.

La memoria del año pasado, presentada este miércoles en rueda de prensa, recoge que se mantiene el perfil mayoritario de los atendidos. En cuanto a adultos, hombre español con una edad media de 39 años, consumidor de cocaína, soltero y en paro. Y entre los jóvenes, hombre español con una media de 18 años, soltero, y estudiante, detalla la organización en un comunicado.

El director de Proyecto Hombre Valencia, Vicent Andrés, ha destacado la consolidación del Programa de Prevención Selectiva e Indicada, que ofrece alternativas de asistencia dirigidas exclusivamente a jóvenes/adolescentes. En primeras atenciones, un total de 216 usuarios y sus familias recibieron asistencia a lo largo de 2017, así como 83 jóvenes y sus padres.

También entre la población juvenil, la fundación ha constatado un aumento "considerable y preocupante" en el número de personas asistidas a causa de adicciones de comportamiento. Es el caso de las nuevas tecnologías y el uso excesivo del móvil, internet, redes sociales, juegos en línea o videojuegos, como también de los jóvenes con problemas con las apuestas deportivas.

Dentro del trabajo de inserción social con presos, un total de 64 usuarios en tratamiento se beneficiaron en 2017 de medidas penales o penitenciarias. A 37 de ellos, se les facilitó --una vez clasificados en tercer grado-- el cumplimiento del resto de la condena en centro extra penitenciario de tratamiento de deshabituación. Otros 35 obtuvieron medidas alternativas penales y/o administrativas como suspensión de condena, seguridad o sanciones administrativas.

LA COCAÍNA SIGUE COMO LA DROGA MÁS CONSUMIDA

En cuanto a las sustancias adictivas, las cifras se mantienen similares a los ejercicios anteriores respecto a las de mayor consumo. La cocaína sigue en primer lugar como la droga más consumida, con hasta el 41%, por delante del alcohol (19%) y el cannabis (14%).

Sin embargo, el consumo de alcohol suele estar presente en la mayoría de adicciones derivadas de estimulantes, aunque no se perciba como problemático. Mientras tanto, la percepción de riesgo de consumo de cannabis es muy baja, en muchas ocasiones como no problemático.

Entre las preocupaciones de la entidad, el presidente de la Fundación Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre de Valencia, Ignacio Grande, ha apuntado así la ausencia generalizada en la sociedad de la percepción del riesgo respecto del impacto del abuso de determinadas sustancias y, "sobre todo, respecto a algunas tan prevalentes como el alcohol y el cannabis".

MÁS DIFICULTADES PARA LAS MUJERES

Los responsables de Proyecto Hombre también ven necesario continuar profundizando en la investigación de las causas que obstaculizan el ingreso de las mujeres a tratamiento y seguimiento, ya que, en comparación a los hombres, continúan teniendo mayores dificultades para acceder.

Y advierten de la tendencia "cada vez más generalizada en nuestra sociedad" de entender la problemática de la persona adicta exclusivamente desde la dimensión biológico-sanitaria, "olvidando que en este problema se ven afectadas todas las demás dimensiones de la vida de la persona", como la psicológica, familiar, social, educativa, laboral o incluso existencial, ya que "actualmente, la persona adicta ya no es marginal, sino integrada en la sociedad".

Un problema añadido es la coexistencia del diagnóstico dual (drogodependencia y psicopatología psiquiátrica) en muchas de las personas atendidas, que determina una peor evolución y pronóstico. Desde Proyecto Hombre recuerdan al respecto que el consumo de drogas en las últimas décadas ha causado "verdaderos estragos en materia de salud mental".

"LUCHA DURA Y COMPROMETIDA"

Para combatirlos, el presidente de la fundación ha subrayado a los agentes sociales que "ante problemas tan graves como las adicciones, no existen respuestas simples, sino una lucha dura y comprometida en la que estamos llamados todos".

Bajo este prisma, los profesionales y voluntarios de Proyecto Hombre Valencia quieren "seguir tendiendo puentes hacia una vida más responsable, comprometida y abierta a la sociedad, desde la acogida incondicional, la profesionalidad, la experiencia y la solidaridad".

Contador