El PSPV acusa al PP de querer que los ciudadanos tengan cinco minutos para revisar el PGOU

Actualizado 10/06/2009 22:21:16 CET

CASTELLÓN, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Juan María Calles, denunció hoy "el recorte a la democracia que intenta perpetrar el Partido Popular al limitar a un mes el periodo de exposición al público de la revisión del PGOU anulado por el Tribunal Supremo".

El PSPV se ha opuesto en la comisión de pleno extraordinaria celebrada hoy a que el plazo de exposición sea sólo de un mes. Calles defendió que el plazo se prolongue, al menos, durante tres meses, porque "el PP quiere que más de 170.000 castellonenses sólo tengan 5 segundos para consultar el documento que fija el desarrollo de la ciudad".

Calles aseguró en un comunicado que "el PP hurta de nuevo la voz a la ciudadanía, como hizo hace 9 años, lo que dio pie a la presentación de los recursos judiciales que han acabado con la anulación del Plan General". El dirigente socialista remarcó en el transcurso de la comisión que en su día el PGOU se expuso al público durante casi medio año y que los planes especiales de Ribalta-Tetuán, Capuchinos y centro histórico pudieron ser consultados durante cuatro meses.

"El alcalde --Alberto Fabra-- y el vicealcalde --Javier Moliner-- han aprobado un apagón informativo para que la revisión del PGOU pille a la mayoría de castellonenses bajo la sombrilla y no puedan ejercer plenamente sus derechos como ciudadanos", afirmó. Según dijo, "la actitud de este equipo de gobierno es resultado del bajo perfil democrático de los gestores del PP, que se sitúan frente al ciudadano en lugar de estar a su lado".

"La Conselleria ha tardado cinco meses en decidir que acataba la sentencia y en comunicárselo al Ayuntamiento y ahora el PP quiere que los ciudadanos tengan menos de un mes para consultar el plan", criticó.

Calles manifestó que el PP "se ha visto obligado a acatar la sentencia del Tribunal Supremo que ponía negro sobre blanco el deplorable comportamiento político del Gobierno municipal y de la Conselleria de Urbanismo, que se saltaron a la torera el ordenamiento jurídico y alteraron el PGOU sin que los ciudadanos pudieran presentar las alegaciones a las que tenían derecho".

"Javier Moliner ha sido un insumiso judicial durante los últimos seis meses y se ha negado a acatar la sentencia hasta que no ha tenido más remedio que asumir la decisión de la Justicia", indicó Calles, quien añadió que "si estuviera en su mano, el vicealcalde hubiera votado que no a la propuesta que ahora el PP lleva a pleno, y resulta cómico que ahora se erija en salvapatrias y que defienda encendidamente este procedimento tan restrictivo para legalizar el PGOU".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies