PSPV y Compromís dicen que Sanidad podría rescindir el contrato con Ribera Salud

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

PSPV y Compromís dicen que Sanidad podría rescindir el contrato con Ribera Salud

Publicado 22/11/2016 15:10:14CET

VALENCIA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en las Corts, Manolo Mata, y el síndic de Compromís Fran Ferri consideran que la Conselleria de Sanidad podría rescindir el contrato con Ribera Salud ante el presunto cobro de comisiones por prótesis y material sanitario que se utiliza en los hospitales y centros de salud de la concesionaria --Alzira, Torrevieja, Dénia, Vinalopó--.

Mata y Ferri se han pronunciado así en las ruedas de prensa posteriores a la Junta de Síndics, al ser preguntados por la investigación judicial abierta por el supuesto cobro de hasta un millón de euros en comisiones por parte de la central de compras de Ribera Salud --B2B-- por prótesis y diverso material sanitario.

En concreto, Ferri ha recordado que este modelo de concesión sanitaria lo elaboró el PP, y ha lamentado que el mismo "de pie al saqueo de las arcas públicas a través de empresas privadas". Considera que este caso podría contemplar un incumplimiento de la buena fe contractual y ser motivo de rescisión de la concesión.

Mata se ha manifestado en los mismos términos y ha apuntado: "En términos jurídicos, creo que se puede abrir un expediente sancionador a la empresa y cabría la posibilidad de rescindir la concesión por un motivo de esta gravedad", ha apostillado.

El socialista ha afirmado que a su partido "nunca" le ha gustado el tema de las concesiones sanitarias y considera que la Conselleria de Sanidad debe personarse en este caso judicial: "No tiene demasiado sentido que alguien elija unas prótesis que pone, que las pague un tercero, que es la Administración, y que quien elige este modelo se beneficie de unas oscuras comisiones". "Hay que acabar con este submundo de comisiones, en el que la gente se beneficia de fondos de la Administración", ha reclamado.

UNA INVESTIGACIÓN

Por su parte, el portavoz de Podemos en las Corts, Antonio Montiel, ha indicado que la Conselleria de Sanidad debería abrir una investigación en relación con el cumplimiento de las obligaciones del concesionario no solo en el Hospital de la Ribera, sino también con otras concesiones en las que la empresa Ribera Salud forme parte de la UTE adjudicataria.

Así mismo, ha afirmado que su grupo se pone a disposición de la justicia para aportar la información que pueda tener al respecto y contribuir al esclarecimiento de los hechos.

A su juicio, es "muy peligroso" el "descontrol" en las concesiones, que "se hagan pliegos de condiciones para adjudicar la gestión de servicios públicos por manos privadas y que, después, el comisionado o el órgano que se haya creado en el pliego no ejerza las funciones de vigilancia y control". Ha indicado que hubiera preguntado por este asunto a la consellera de Sanidad en el próximo pleno, pero ha lamentado que haya excusado su presencia.

Montiel también ha recordado que en mayo o junio ya advirtió su grupo de que podría haber un comportamiento irregular por parte del concesionario de Ribera Salud. Observaron empresas que facturaban servicios a Ribera Salud y al resto de empresas del grupo: "Era llamativo que había empresas que declaraban, con una plantilla muy reducida, una facturación importante y hasta un 21% de beneficios, según pudimos investigar", ha dicho.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en las Corts, Alexis Marí, ha señalado que su formación pedirá datos y ha reclamado un "control exhaustivo" en todo el tema de concesiones.

La síndica del PP valenciano en las Corts, Isabel Bonig, ha afirmado que "si alguien detecta alguna irregularidad, que se vaya donde tenga que ir, que se investigue". "Que se investigue todo lo que se tenga que investigar escuchando a las dos partes, obviamente", ha reclamado.

Respecto al modelo de concesiones, ha indicado que las auditorías no se han hecho, cuando "se nos dijo que se iban a hacer", ha afirmado. "Se pidió también hacerlas en los públicos, y no quiso el tripartido", ha lamentado Bonig, quien ha aprovechado para preguntar por las presuntas irregularidades detectadas en Divalterra, empresa pública de la Diputación de Valencia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies