PSPV y Compromís resaltan el cambio en la gestión y el PP acusa al Consell de "ocultación de las cuentas"

Publicado 29/12/2017 15:17:56CET

Podemos insiste en que al Ejecutivo le falta "osadía" en sus políticas

VALÈNCIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios PSPV y Compromís se han mostrado seguros de que el informe de fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat, las cámaras de comercio y las universidades públicas del ejercicio 2016 evidenciará el cambio "sustancial" en la manera de gestionar y no apunta a indicios de responsabilidad contable, mientras desde el PP se acusa al Consell de "ocultación de las cuentas del sector público" y cree que este informe "es carne de Tribunal de Cuentas seguro".

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha indicado que el informe entregado este viernes por el Síndic Major de Comptes, Vicent Cucarella, refleja que en 2016 se logró "más bienestar con más austeridad" en las cuentas públicas, con una reducción del déficit por el aumento de ingresos porque "la economía valenciana va bien pese al Gobierno de España".

Además, ha puesto en valor que "no hay responsabilidades contables, lo que es un hecho a destacar", aunque "habrá cosas para mejorar seguro". Asimismo, ha incidido en que reitera la infrafinanciación y, en este sentido, ha pedido que los 1.325 millones vengan "directamente" a la Comunitat para que esta pueda ver "cómo se entretiene" el Ejecutivo central en la reforma del sistema, que "este año ya seguro que no llega".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, se ha mostrado seguro de que "se verá en el informe un cambio sustancial en la manera de gestionar" porque en años anteriores "cada informe señalaba y apuntaba a posibles delitos en la gestión del día a día". "Esas cosas eran habituales y esperamos y suponemos que no aparecerán este tipo de delitos" en el informe de 2016, ha agregado.

Además, ha remarcado que la Comunitat sigue infrafinanciada y "ese es el verdadero problema de los valencianos", ya que "lastra la gestión y los servicios sociales de la Generalitat".

El diputado del PP Rubén Ibáñez, por su parte, ha asegurado que "se sigue con la práctica habitual de enriquecimientos injustos, fraccionamiento de contratos y vulneración de la ley de contratos a la hora de contratar" y eso quedará "palpable" en el informe porque la Intervención ya lo ha puesto de manifiesto.

Especialmente, ha dicho, ocurre en la Conselleria de Sanidad, donde "se ha vulnerado de forma clarísima la ley de contratos, incluso pagando, como así dijo el interventor, de la caja fija gastos que pertenecen a la sanidad". Por ello, ha agregado: "Si al presidente Puig le queda todavía palabra llevará a Fiscalía a la señora Montón porque es lo que prometió si había visos de ilegalidad".

Además, se ha referido a la "ocultación por parte del Consell de las cuentas del sector público" y ha explicado que "es imposible que el informe de auditoría de la Sindicatura de Comptes profundice en el sector público valenciano porque los informes de legalidad y el de auditoría operativa, que debían estar en septiembre, llevan fecha en algunos casos del 19 de diciembre".

Ibáñez ha puesto un ejemplo: "Es muy complicado que el informe de Sindicatura haya evaluado el cumplimiento de la legalidad o auditoría operativa de la nueva televisión porque no está hecho, no está publicado". A su juicio, "se ha intentado esconder a propósito estas cuestiones a la Sindicatura" y el informe "no va a reflejar nada de esto".

"Es una forma de gobernar muy al borde de la legalidad, y en muchos aspectos saltándosela en sanidad o con el fraccionamiento de contratos de la señora Oltra", ha agregado.

Desde Podemos, César Jiménez ha indicado que este informe permitirá realizar un análisis de la ejecución de un ejercicio "plenamente Botànico" y permitirá ver "el devenir" del Consell. Sobre esa base, ha dicho, se podrá hacer un mejor seguimiento de las políticas y realizar "nuevas propuestas".

"Creemos que a las políticas del Botànic les falta aún un poco de osadía", ha indicado, porque "ya son muchos casos en que estamos heredando prácticamente las políticas de gobiernos pasados sin demasiada autocrítica o reflexión" y ha puesto como ejemplo "cómo se está asumiendo la deuda de las ferias sin haber agotado todas las vías que se podían haber iniciado para que esa deuda no la acabaran pagando los valencianos".

Preguntado por esas afirmaciones, Fran Ferri ha indicado que al Consell "no le falta osadía" y ha remarcado que los presupuestos de 2018 son "los mejores de la historia".

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Tony Woodward ha mostrado su intención de analizar este texto para ver si realmente existe una diferencia con el anterior Consell y están "expectantes" de ver qué ocurrió con los 1.325 millones reivindicativos presupuestados.