PSPV cree que la gestión de Bonig en basuras y en el Corredor Mediterráneo "es la historia de un gran fracaso"

Actualizado 07/05/2013 13:19:55 CET

VALENCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista de Infraestructuras en Les Corts, Francesc Signes, ha manifestado que la gestión de la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, en residuos y en el Corredor Mediterráneo "no es más que la historia de un gran fracaso".

Signes ha criticado en un comunicado que el PP "lleva años sin ejecutar de forma completa" el Plan Integral de Residuos (PIR) del 1997, "siguen incumpliendo" las directrices europeas en las instalaciones de residuos y han convertido la basura en "un negocio para unas cuantas empresas amigas".

Además, ha destacado que en cuanto a las actuaciones del Corredor Mediterráneo, Fabra y Bonig "solo han firmado que renuncian con un silencio cómplice ante las directrices que marca Rajoy que, en cambio, sí que prioriza otros corredores con mucha menos rentabilidad económica".

De esta manera, Signes ha denunciado que el Plan Integral de Residuos (PIR) de 1997 tiene, desde hace años, "la basura viajando de provincia a provincia por falta de infraestructuras de eliminación suficientes" y, por tanto, "es hoy un conjunto deslavazado de plantas obsoletas e ineficientes con tecnologías no homogéneas que emiten malos olores".

"TUFO A CORRUPCIÓN"

Además, "en muchos casos desprenden un cierto tufo a corrupción" porque, según ha explicado, "el PP ha convertido la basura en un negocio, dando la gestión a sus amigos, con un lucro difícil de calcular por las ingentes cantidades de dinero que mueve y las distintas tasas que paga cada uno de los valencianos por el tratamiento y la eliminación de los residuos". En este sentido, ha advertido que en la Comunitat Valenciana "cinco constructoras gestionan casi el 70 por ciento de las instalaciones de los 18 planes zonales".

Según la memoria del CES, ninguna instalación de la Comunitat Valenciana se acerca "ni remotamente" al 40 por ciento de rechazos en planta estipulado por la ley europea, ya que, "todas superan estas cifras, por ejemplo, "plantas como las del Campello o las nuevas instalaciones de Quart de Poblet superan el 70 por ciento de rechazo en planta, y la de Guadassuar acaba enterrando en 62,5 por ciento de la basura en planta".

De esta manera, también ha señalado que la planta de Algímia d'Alfara "solo ha recuperado un 0,95 por ciento del material tratado y tiene niveles de rechazo superiores al 50 por ciento". De hecho, ha destacado que "lo único que ha hecho la conselleria es clausurar el vertedero de la Murada en Orihuela y ninguna actuación más".

Para Signes, la gestión se ha demostrado que es un "verdadero fiasco" y ha advertido de que "las incineradoras no son la única solución para solventar esta pésima gestión porque el Consell podría empezar por acabar y ejecutar todas las infraestructuras pendientes en materia de residuos".

CORREDOR MEDITERRÁNEO

Por otra parte, Signes ha criticado que la "aceptación" por parte del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y de la consellera Bonig del tercer carril como alternativa al Corredor Mediterráneo es la "muestra de que se han dejado de defender los intereses de la Comunitat Valenciana".

En su opinión, "los valencianos tenemos que aspirar al Corredor Mediterráneo en dos plataformas y, sin embargo, el PP ha renunciado completamente a esta infraestructura". Para Signes, "todo el trabajo que realizó el PSOE a favor de esta plataforma ha sido destruido por Bonig y por el PP", por tanto, según el diputado, "Bonig en lugar de orgullo debería sentir vergüenza por todo lo que ha hecho el PP con el Corredor Mediterráneo, dejando a la Comunitat, a los puertos, a las empresas valencianas sin esta gran infraestructura vital para la economía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies