PSPV critica que el Ayuntamiento ha gastado el 74% del presupuesto de 2011 e ingresa el 54,2% de lo previsto

Actualizado 12/11/2011 17:14:48 CET

VALENCIA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El concejal del grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Valencia Pedro Miguel Sánchez ha asegurado este sábado que el candidato 'popular' a la Presidencia, Mariano Rajoy, "quiere exportar a España el modelo de despilfarro de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá" y ha criticado, en este sentido, que el consistorio ya ha gastado el "74 por ciento de lo previsto para este ejercicio pero sólo ha ingresado el 54,2 por ciento".

En un comunicado, ha advertido así del estado de ejecución del presupuesto municipal, a 31 de octubre de 2011, y ha criticado que el equipo de gobierno municipal "tiene más de 140 millones de euros de pagos pendientes sólo del presente ejercicio".

En este sentido, ha señalado que "si Rajoy considera que el ideal de una administración es que tenga poca deuda, que pague sin retrasos a las empresas y con una gestión correcta de los impuestos, desde luego no está pensando ni en Rita Barberá ni en el PP valenciano".

En esta línea, ha subrayado que ese estado de ejecución presupuestaria "demuestra que Valencia es la segunda ciudad más endeudada de España por habitante" y ello, ha dicho, "agravado por la sumisión y la incapacidad de la alcaldesa de pedir al PP de la Generalitat que pague los más de 40 millones que debe a la ciudad".

A juicio del edil socialista, la contabilidad municipal "revela el precario equilibrio en el que se encuentra la ciudad, fruto de la falta de previsión en los ingresos y descontrol en los gastos", en un momento en el que "de los 858 millones de euros que suma el presupuesto municipal, el Ayuntamiento ha recaudado 465, lo que supone el 54,2 por ciento", ha recalcado.

Respecto a los 140 millones de euros "pendientes de pago", ha precisado que "89,5 corresponden a gastos de funcionamiento, con los que se abona la limpieza de la ciudad, el alumbrado público y el conjunto de gastos que permiten a Valencia levantar la persiana todos los días". Según ha dicho, esta cantidad "podrá ser abonada en parte con los 62 millones de euros que el Ayuntamiento ha solicitado al ICO para intentar poner freno a la deuda que mantiene con miles de empresas".

El concejal ha explicado que el consistorio "también debe 24 millones de euros a contratistas por obras" y ha reprobado que "el tercer informe trimestral de facturas pendientes ha revelado que a 30 de septiembre, Barberá debía 196 millones a proveedores, lo que supone 56 millones más de lo que refleja la contabilidad municipal".

Sánchez ha incidido en que el gasto en intereses de demora "sigue creciendo por los impagos a tiempo del Ayuntamiento de Valencia".

Es más, ha aseverado que "Barberá se ha visto obligada a reconocer 5,5 millones de euros" por retrasos en el pago de facturas y liquidaciones de expropiaciones, "lo que supone 2,5 millones más de la cantidad prevista con lo que podrían haberse construido los Centros de Salud de la Avenida Francia, Malilla y Ciutat Vella que la Generalitat ha retirado de los presupuestos para 2012".

Por este motivo, ha remarcado que "las promesas del PP de bajar la deuda de las administraciones, pagar con diligencia a los proveedores, no ocultar facturas, reducir gastos superfluos, reducir impuestos, entre otras cosas desaparecen engullidas por el agujero negro en el que Rita Barberá ha convertido el Ayuntamiento de Valencia".