PSPV denuncia que PP quiere recalificar 70.000 m2 de suelo dotacional y huerta para construir 1.627 viviendas

Actualizado 22/10/2010 18:04:26 CET

VALENCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal socialista ha denunciado que el equipo de gobierno municipal del PP pretende recalificar 12.305 metros cuadrados de suelo dotacional y 57.381 metros cuadrados de huerta para construir 1.627 nuevas viviendas en 13 nuevas unidades de ejecución, no previstas en la revisión preliminar del Plan General de Ordenación Urbana aprobada en 2008, pero sí en la revisión simplificada actualmente expuesta al público.

En un comunicado, la portavoz socialista, Carmen Alborch, ha señalado este viernes que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, "recalifica suelo de colegios o jardines para viviendas privadas y disminuye el suelo para dotaciones públicas", algo que "se agrava aún más teniendo en cuenta el déficit dotacional que la ciudad arrastra tras la falta de ejecución de la mayoría de equipamientos previstos en el PGOU de 1988", ha lamentado.

"El modelo de ciudad que el PP propone a los valencianos para los próximos años es el de una Valencia deficientemente equipada", ha afirmado Alborch, para quien esta medida "profundiza en la ciudad dual y acentúa los desequilibrios y la desigualdad en el acceso a los equipamientos públicos necesarios".

Alborch y el concejal González Móstoles ha explicado que cuando en 2008 se aprobó la revisión preliminar el PGOU, el equipo de gobierno sólo había ejecutado en un 25 por ciento las previsiones dotacionales del plan aprobado en 1988.

Así, tras 17 años de gobierno, han agregado, quedaban pendientes por ejecutar 221 parcelas destinadas a zonas verdes (1.033.938 m2), 161 reservadas a equipamientos públicos (331.382 m2) y 105 previstas para uso escolar (525.991 m2), lo que, unidas a las 30 parcelas (244.640) ya recalificadas por el Ayuntamiento para iglesias, instalaciones deportivas privadas, hoteles o viviendas, elevaban hasta las 488 parcelas (2.135.951) el déficit dotacional, situando en sólo un 25 por ciento el cumplimiento de las previsiones de equipamientos del Plan General.

Y, a juicio de los socialistas, "aún podría ser peor de no haber sido por los casi 230 millones destinados en la ciudad por los fondos de inversión local del Gobierno de España".

De hecho, los 141 millones y 158 proyectos del primer Plan E y los 87 millones y 77 proyectos del segundo Plan E, ejecutados o en ejecución, unidos a los previstos por el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva de la Generalitat, "aprobados pero ni siquiera adjudicados", permitirán reducir el déficit dotacional de zonas verdes hasta las 197 parcelas (896.560 m2), el de servicios públicos a 146 parcelas (317.142 m2) y el de suelo escolar a 87 solares (511.076 m2).

Si estas cifras se unen al déficit provocado por recalificaciones anteriores, los ediles socialistas han calculado que el déficit dotacional se sitúa en la actualidad en 460 parcelas y 1.969.418 metros cuadrados.

Sin embargo, según Alborch, el déficit ya existente respecto a las previsiones del PGOU de 1988 se verá incrementado por las recalificaciones que el PP pretende llevar a cabo a través de la delimitación de 13 nuevas unidades de ejecución en la revisión simplificada del Plan General actualmente expuesta al público.

El documento, en periodo de alegaciones hasta el 30 de noviembre, prevé la pérdida 57.381 metros cuadrados de huerta (38.090 en San Miguel de los Reyes, 7.691 en Poble Nou, 4.262 en Benifaraig y 7.336 en Carpesa) y 12.305 metros cuadrados de suelo dotacional (8.641 m2 de superficie escolar, 839 m2 de zonas verdes y 2.825 m2 de servicio público).

Todo ello para aumentar la edificabilidad residencial en las 13 nuevas unidades de ejecución de los 103.931 metros cuadrados de techo actualmente previstos a 266.218 metros cuadrados de techo, lo que implica un incremento de 162.287 metros cuadrados de techo para la construcción de en torno a 1.627 nuevas viviendas en las que, a un ratio de 2,6 habitantes por persona, residirán en torno a 4.230 nuevos vecinos.

Por su parte, González Móstoles ha denunciado que "no se han cumplido las generosas previsiones dotaciones del PGOU de 1988" y ha considerado que "la solución al déficit no pasa por nuevas recalificaciones", pues ello supondrá "la llegada de nuevos vecinos con pérdida de equipamientos". El edil, por último, ha propuesto que Aumsa se haga cargo de dichas unidades mediante gestión directa para evitar recalificaciones.