PSPV dice que el Plan de Excelencia es "el de la vergüenza" y afirma que será el último porque habrá un cambio en 2007

Actualizado 22/06/2006 20:29:13 CET

VALENCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Sanidad del grupo parlamentario socialista en las Corts Valencianes, Encarna Llinares, calificó el Plan de Excelencia de la Sanidad Valenciana 2006-2010, presentado hoy por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como el "plan de la vergüenza" y aseguró que será el último porque la excelencia de la salud valenciana "pasa por un cambio de Gobierno", lo que, a su juicio, se producirá en 2007.

Llinares explicó que ese cambio se debe caracterizar por que el nuevo Consell "se preocupe y se interese por la sanidad pública" pero, sobre todo, dijo, que tenga "decencia suficiente para gestionar nuestros recursos sin despilfarrar el dinero de los valencianos y sin engañarlos durante 11 años con promesas incumplidas".

Según la parlamentaria socialista, ese cambio se producirá en 2007 y, por eso, indicó que el PP "está tan nervioso y presenta este plan después de boicotear la propuesta socialista en las Corts". Llinares destacó que su grupo presentó una moción en la que se instaba a la Generalitat a presentar un plan de calidad del sistema sanitario público y el PP "se negó a que se discutiera esta propuesta en el último pleno del Parlamento valenciano".

Asimismo, la diputada del PSPV denunció que el Consell "recurre constantemente a la presentación mediática de muchos planes que se quedan simplemente en declaración de intenciones" y, al respecto, aseguró que la mayoría de ellos "no llegan a nada y están parados por la falta de rigor y viabilidad con que los presenta el PP sin memoria económica e, incluso, con presupuestos insuficientes para sacarlos adelante". Por estos motivos, pidió al Consell que deje de "engañar a los ciudadanos".

En este sentido, criticó la presentación del Plan de Excelencia porque, según señaló, "supone un insulto a la inteligencia de los valencianos y valencianas pues las mentiras y la propaganda del PP no les sirven para mejorar la calidad de su salud si durante estos 11 años de gobierno del PP no se han puesto en marcha nuevas prestaciones ni nuevos servicios y solamente se han presentado planes que se añaden a la larga lista de incumplimientos".

Así, Llinares resaltó el "elevado número de promesas sin cumplir del PP" y, al respecto, citó el II Plan de Salud, el II Plan de Humanización, el plan de chequeos para mayores de 40 años, el Plan para el Control y la Calidad Farmacéutica 2004-2006, el Construyendo Salud 2005-2008, el Plan de Garantía de no demora y el de mantenimiento integral de las infraestructuras sanitarias, al tiempo que lamentó que existan "muchos más" y que la lista sea "tremendamente larga".

Por todo ello, la parlamentaria defendió la necesidad de "presentar propuestas útiles que se cumplan y no se convierta en humo como las del PP" y, en este sentido, destacó que la propuesta socialista "incluye grandes áreas que van desde la acción directa en la atención a los ciudadanos, su seguridad, la investigación, la igualdad y el reconocimiento de sus derechos a un trato digno como la segunda opinión médica, el derecho a un diagnóstico preimplantacional, el derecho a la anestesia epidural o un tiempo máximo de espera para garantizar un cita segura".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies