El PSPV pide a Bonig "explicaciones" ante las acusaciones sobre presunto acoso a funcionarios

Actualizado 17/10/2011 16:19:43 CET

CASTELLÓN, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La diputada autonómica y vicesecretaria provincial del PSPV, María José Salvador, ha pedido a la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, que dé explicaciones "cuanto antes", tras hacerse pública las acusaciones de dos funcionarios del Ayuntamiento de la Vall d'Uixó (Castellón) por presunto abusos que habría realizado en su etapa de alcaldesa.

Salvador ha afirmado que, "respetando al máximo la presunción de inocencia, en democracia los cargos públicos están obligados a dar la cara ante situaciones como ésta para despejar cualquier duda". Para la diputada autonómica, "el mero hecho de mantenerse escondida y guardar silencio es impropio de una persona que ocupa un puesto de tanta responsabilidad como es ser miembro del gobierno valenciano".

Además, ha recordado que "esta actitud pone de manifiesto que nada ha cambiado desde la llegada de Alberto Fabra a la Presidencia de la Generalitat, porque se mantienen los mismos tics de la era Camps, cuando, desde las instituciones públicas, se tapaba cualquier escándalo político que tuviera que ver con sus dirigentes".

El PSPV se refiere a la denuncia interpuesta por dos funcionarios por acoso laboral por el presunto trajo "vejatorio" que habrían recibido, "hasta el punto de que, uno de ellos, habría recibido hasta objetos lanzados por la propia Bonig".

El hecho de que esta presunta denuncia "esté relacionada por las posibles presiones que habrían recibido los técnicos en cuestiones tan delicadas como el servicio privatizado de la recogida de residuos sólidos urbano", según los socialistas, ha llevado a la vicesecretaria provincial a lamentar que "son demasiados los episodios protagonizados por responsables del PP que piensan que son dueños de las instituciones y que los funcionarios están para hacer lo que ellos quieran".

En este sentido, ha recordado frases que "hicieron famoso" al expresidente de la Diputación, Carlos Fabra, como "quien paga manda", para insistir en la necesidad de que el PP "respete las instituciones públicas y no las utilicen como cortijos privados, donde pueden hacer lo que quieren".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies