Puig advierte: "Esto no es un juego de tronos"

Publicado 06/06/2015 11:59:41CET

VALENCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSPV a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este sábado que su partido seguirá negociando pactos postelectorales con aquellos partidos "que quieran dialogar" y ha alertado, tras señalar que "las cosas van por buen camino", que "esto no es ni un cambio de cromos ni un juego de tronos".

Así se ha manifestado Puig en declaraciones a los medios momentos antes de participar en el Comité Nacional del PSPV que se celebra en Valencia, al ser preguntado por el estado de las negociaciones. Respecto a si se ve presidente dentro de una semana, ha apuntado: "dentro de una semana no lo sé, pero yo voy a trabajar por que el encargo que tenemos de los ciudadanos de que el segundo partido más votado intente formar gobierno sea una realidad".

Respecto al anuncio de Ciudadanos de suspender las negociaciones con los socialistas valencianos después de que se hayan comprometido a dar su apoyo a Joan Ribó (Compromís) para que sea el futuro alcalde de Valencia, Puig ha señalado que el PSPV es "un partido coherente", como está demostrando y exige de los demás que "sean coherentes también".

"No queremos gobiernos frentistas en ningún ámbito; queremos gobiernos que, efectivamente, sean progresistas, sean de izquierdas, pero que sean absolutamente respetuosos. Por eso nosotros no vamos a estar ni en el espacio frentista ni en el espacio de la confrontación", ha agregado.

En este sentido, cuestionado sobre las críticas del Gobierno central al PSOE por estar "dando alas a la extrema izquierda", el dirigente socialista ha indicado que no están dando alas "a nadie", sino que se está apoyando "lo que los ciudadanos de la ciudad de Valencia han dicho" con sus votos. Eso sí, ha matizado, "lo han dicho como lo han dicho, con unas limitaciones" porque "aquí nadie ha ganado por mayoría absoluta y tenemos que hacer unos espacios de convivencia en los que los ciudadanos se sientan representados".

"Yo quiero ser presidente para todos los valencianos, para todos los que hayan votado al PSOE pero, por supuesto, para todos los que hayan votado al PP y a todos los partidos. Tenemos que despartidizar las instituciones, tenemos que hacer instituciones para todos y eso también es el nuevo tiempo. Así que vamos a seguir dialogando con todos los partidos que quieran dialogar y que estén por el cambio, la convivencia y la no confrontación".

"COHERENCIA O TRAMPA"

Inquirido sobre si ve más fácil el camino hacia el Palau tras el pacto en el Ayuntamiento de Valencia, Puig ha insistido en que han actuado con "coherencia" y "ahora los demás tendrán que situarse en el espacio de la coherencia o en el espacio de la trampa".

"Creo que las cosas van por buen camino pero efectivamente llevamos aún pocos días y efectivamente estas son complicaciones propias de una falta de cultura de gobiernos de coalición, una falta de cultura de lo que es la relación entre las distintas fuerzas políticas y esto se tiene que ir aprendiendo", ha recalcado.

A su juicio, hay que aprender entre todos que los tiempos han cambiado y el PSPV quiere "liderar la modernidad en la Comunitat Valenciana, liderar el camio seguro, sensato y tranquilo" sabiendo que tiene que "contar con todos" porque de lo contrario "no van a salir bien las cosas".

Ha recordado que la región tiene "los mismos problemas que tenía antes de las elecciones: 31% de exclusión social, 37% de fracaso escolar, un paro por encima de la media nacional y 40.000 millones de deuda", problemas que "no se pueden atajar simplemente con un partido político o con una visión sesgada de la realidad". "Lo vamos a hacer juntos y lo vamos a hacer bien", ha apostillado.

HOJA DE RUTA A SEGUIR

Puig ha explicado, por otra parte, que el Comité Nacional analizará los resultados electorales y abordará las perspectivas de futuro que los socialistas encaran "desde la formación de un gobierno con una voluntad de progreso, de cambio y unidad de los valencianos". "Estamos trabajando con energía y con toda la voluntad de diálogo que hemos tenido y tendremos estos años como medida fundamental", ha asegurado.

En esta reunión planteará su hoja de ruta para los próximos días, con la intención de que "haya cuanto antes un gobierno progresista que dé respuesta a la emergencia económica, social y política". "Es necesario asumir con responsabilidad, generosidad y diálogo esta situación y lo que queremos es que antes del jueves esté ya claro un acuerdo para mirar hacia delante y para pasar página ya a los 20 años de gobierno del PP y empezar un nuevo tiempo" con una "agenda para el cambio" formada por acciones prioritarias de emergencia social y los denominados 'Pactos de la Generalitat'.