Puig anuncia una Ley Valenciana de Haciendas Locales para dotar de un marco financiero "estable" a los municipios

 

Puig anuncia una Ley Valenciana de Haciendas Locales para dotar de un marco financiero "estable" a los municipios

Contador
Puig en la asamblea de la FVMP
GVA
Publicado 01/03/2017 16:25:16CET

VALÈNCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la voluntad de impulsar una nueva Ley Valenciana de Haciendas Locales, que el Consell pactará con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) y el conjunto de los ayuntamientos y que se orientará a proporcionar un "marco estable" para la financiación.

El jefe del Consell, que ha clausurado la XIV asamblea extraordinaria de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), ha explicado que esta norma será "una de las primeras leyes de este tipo hechas desde el ámbito autonómico" y contribuirá a un fortalecimiento institucional de las corporaciones municipales.

Tal y como ha explicado, "además de la Ley de Hacienda, que tiene que desarrollar y modificar el Congreso de los Diputados" la administración autonómica tiene competencias en materia de administración local. Estas competencias se ejercerán con la Ley Valenciana de Haciendas Locales, texto en el que se incluirá el Fondo de Cooperación Municipal para que "sea siempre una realidad, gobierne quien gobierne".

Asimismo, ha apelado a la colaboración entre la Generalitat y los ayuntamientos con el fin de homogeneizar y hacer más efectiva la lucha contra el fraude fiscal a través de la nueva Agencia Tributaria Valenciana.

Por otro lado, el jefe del Consell ha pedido a los ayuntamientos de la Comunitat que se sumen a la derogación o "profunda transformación" de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, ya que "niega la autonomía local", y ha solicitado la revisión del actual techo de gasto, así como de las restricciones a la inversión del superávit municipal.

SUPERÁVIT

En este sentido, ha recordado que, entre 2013 y 2016, en los municipios y diputaciones se ha generado superávit por valor de cerca de 1.400 millones de euros, que las corporaciones no han podido utilizar, según Puig, porque han ido destinados a mejorar las cuentas del Estado central.

Ante este escenario, Puig ha abogado por avanzar hacia un modelo en el que "no haya una Administración central que manda con respecto a las otras", y ha propuesto establecer una "arquitectura horizontal" entre el Gobierno central, las autonomías y las administraciones locales.

También ha insistido en la importancia de que exista cooperación entre las distintas instituciones: "Las administraciones no han nacido para discutir, sino que tienen su legitimidad en la resolución de problemas", ha aseverado, y posteriormente ha instado a "buscar espacios de codecisión" con el objetivo de mejorar la gestión de los servicios públicos.

Durante su intervención, el jefe del Consell también ha destacado las políticas que el Gobierno valenciano está llevando a cabo para colaborar con ayuntamientos, diputaciones y la FVMP, como el Fondo Valenciano de Cooperación Municipal, dotado inicialmente con 130 millones de euros, que permitirá reducir los desequilibrios territoriales y proporcionar a los ayuntamientos una financiación incondicional.

"Es importante la alianza efectiva que existe entre la Generalitat y los ayuntamientos también sea una alianza con la FVMP por lo que representa de unidad del municipalismo", ha indicado Puig, quien ha asegurado que el Gobierno valenciano se siente "profundamente municipalista" porque "esa es la mejor manera de implementar las políticas en favor de las personas, las empresas y la Comunitat Valenciana".

PAPEL DE LOS MUNICIPIOS EN LA CRISIS

El jefe del Consell ha destacado el "gran esfuerzo" llevado a cabo por los ayuntamientos durante los "peores años de la crisis", ya que "es en el terreno municipal donde se encuentra la primera línea de trabajo directo con los ciudadanos".

En este sentido, ha asegurado que estas dificultades han servido para "revalorizar el papel de la administración local" y situar a las corporaciones municipales como administradoras eficaces. "La fuerza de la administración local durante la crisis es un nuevo motivo de legitimidad de los ayuntamientos", ha afirmado.

No obstante, ha criticado que, a la hora de repartir los objetivos de déficit, entre 2010 y 2016, la Administración central se haya "autoprotegido" y se haya reservado de media el 64% del déficit total, mientras que las comunidades autónomas solo han recibido el 20% y los ayuntamientos y las diputaciones el 2%.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies