Puig avisa: "Ningún error pasado puede dar cobertura a la discriminación en el presente"

337448.1.644.368.20161230142609
Vídeo de la noticia
Actualizado 30/12/2016 17:19:31 CET

El 'president' cree que 2016 "ha empezado a ser el principio del fin, de la invisibilidad de los valencianos"

   VALENCIA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El 'president' de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido en su mensaje de Año Nuevo "respeto" al pueblo valenciano porque, según ha advertido, "ningún error pasado puede dar cobertura a la discriminación en el presente' y ha insistido: "'Tots a una veu' vamos a exigir una financiación justa para nuestras escuelas, para las universidades, para los hospitales, la dependencia, las infraestructuras, el apoyo a la economía productiva y la lucha contra el paro insoportable de nuestros jóvenes".

   "Somos un pueblo, el pueblo valenciano, de cinco millones de personas. Damos respeto y queremos respeto. Ningún error pasado puede dar cobertura a la discriminación en el presente", ha expresado el jefe del Consell en un discurso pronunciado desde la casa del poeta Miguel Hernández en Orihuela (Alicante), ciudad que, al igual que otras comarcas valencianas, ha sufrido el efecto del último temporal de lluvias de este mes, que se saldó con cuatro víctimas mortales en la Comunitat.

   Puig se ha mostrado "seguro" de que los valencianos "si trabajamos juntos, atravesaremos las puertas que nos cierran el camino a la justicia". A su juicio, "2016 ha empezado a ser el fin, el principio del fin, de la invisibilidad de los valencianos. 2017 tiene que ser el principio del fin de la discriminación. Somos una sociedad gobernada ahora desde la diversidad y gestionada desde el diálogo".

   El 'president' ha comenzado su discurso precisamente con un recuerdo a las personas que perdieron la vida en el temporal y ha transmitido el afecto de los valencianos a sus familias y amigos. Además, ha querido reconocer el trabajo de bomberos, policías y todo el personal de emergencias "por la dedicación enorme que han tenido en estos días tan difíciles para todos".

   En este sentido, ha asegurado que la Generalitat y las instituciones "darán apoyo necesario para la reconstrucción de estas comarcas" y también la ayuda a los agricultores "a los que el exceso de agua les ha perjudicado gravemente".

   Asimismo, desde la casa natal del poeta oriolano, de quien en 2017 se conmemorará el 75 aniversario de su muerte, Puig ha recordado el "poema bandera de la libertad" de Hernández, 'Vientos del pueblo me llevan', y ha dicho que son esos versos "los que nos guían a la Generalitat a gobernar para todos los ciudadanos". "Nuestro propósito es coser esta tierra diversa de los valencianos y coser una sociedad demasiado fracturada por la desigualdad", ha resumido.

   El 'president' ha resaltado que del sur al norte, los valencianos "formamos parte del mismo pueblo, compartimos un proyecto en común; todos nos necesitamos y nos hacemos más fuertes si trabajamos unidos y confiamos en nuestra fortaleza". "Coser la riqueza de una tierra diversa y coser la fractura social que nos deja la crisis, empezando un camino de reparación, reconstrucción y renacimiento", ha apuntado.

   Entre los objetivos alcanzados ha enumerado la "reparación" de "derechos básicos" de los valencianos como la eliminación del copago farmacéutico a pensionistas, la gratuidad de los libros de texto y el cobro de ayudas a la dependencia. En el terreno económico, ha defendido que la Comunitat "está mejor que hace un año", con un crecimiento del 3,8%, con más de 50.000 personas que han encontrado empleo, un crecimiento del 16% en el número de turistas extranjeros y un aumento del índice de producción industrial del 4,4%.

   Así, ha recalcado que todos los indicadores "están por encima de la media de España". "La Comunitat está funcionando y esto es mérito único y exclusivo de los trabajadores y de los empresarios que cada día, con su esfuerzo, dan energía a la sociedad", ha manifestado, para añadir que el Consell "está cumpliendo, aportando un escenario de estabilidad, honradez y diálogo".

"DERECHOS POR REPARAR"

   No obstante, Puig cree que "aún nos queda casi todo por hacer" porque "quedan derechos por reparar y mucho de nuestro tejido económico por reconstruir, para poder finalmente renacer".

   Por eso, ha hecho hincapié en que para consolidar la reparación de los derechos, en 2017 entrará en vigor la Ley de la Función Social de la Vivienda, para garantizar la vivienda, y la Ley de la Renta Mínima Garantizada, "para garantizar que nadie se quede al margen". En esta línea, ha indicado que empezará a trabajar la Agencia Valenciana de la Innovación y que se pondrá en marcha un plan para recuperar el talento de los jóvenes que han abandonado la Comunitat.

   Para Puig, "buena parte de nuestro éxito dependerá de que recuperemos el papel central de los valores de los valencianos" y se ha referido a los valores "de siempre: la honestidad, el coraje, el trabajo, la solidaridad".

   "Somos un pueblo de valores, que se estremece con el sufrimiento ajeno de los refugiados que huyen de zonas como Alepo o de quienes, aún hoy, están allí atrapados. Por eso, aunque reivindicamos nuestra fe en Europa, pedimos una Europa distinta que recupere su altura de miras en defensa de los derechos, por encima de las fronteras", ha reclamado, para pedir "una Europa presidida por y para la humanidad".

   Y ha defendido que la Generalitat trabaja "desde los valores, desde las convicciones, desde el esfuerzo, para hacer de la Comunitat nuestra casa, tierra de esperanza". Puig ha concluido su discurso deseando "suerte, trabajo y prosperidad" para todos los valencianos en 2017.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies