Puig dice que "no tiene sentido" concertar bachilleratos si hay plazas públicas libres

Ximo Puig
EUROPA PRESS
Publicado 13/07/2017 14:48:07CET

VALÈNCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido que "no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la eficiencia económica que, habiendo plazas libres en el sistema público, se tengan que concertar plazas en la parte del sistema no obligatorio". Por ello, ha mostrado su desacuerdo con la medida cautelar dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que otorga el concierto de Bachillerato a dos centros para el próximo curso y que va a recurrir ante el Tribunal Supremo el Gobierno valenciano.

Así lo ha indicado Puig en atención a los medios de comunicación, tras mantener una reunión con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, al ser preguntado por la decisión de la sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo del TSJCV de admitir los recursos de los centros La Purísima de València y Domus de Godella y paralizar la eliminación del concierto de las unidades de primero de bachillerato para el curso 2017/2018, concierto que concede de forma cautelar.

Al respecto, el jefe del Consell ha remarcado que la educación obligatoria está "garantizada" en la Comunitat Valenciana por el servicio de prestación pública y el servicio concertado y ha puntualizado que "no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la eficiencia económica que habiendo plazas libres en el sistema público se tengan que concertar plazas en la parte del sistema no obligatorio".

En ese sentido, ha subrayado que respeta "todas las decisiones de la justicia", pero ha manifestado que "no está de acuerdo" con la resolución. "Lo que queremos es un pacto por la educación y que los negocios y las ideologías no estén por encima de una educación pública, de calidad y para todos", ha indicado para defender que la Conselleria de Educación, que dirige Vicent Marzà, está "permanentemente abierta al diálogo para llegar a un acuerdo en el ámbito de la concertada".

"Vamos a continuar trabajando para que haya una ley de Educación que tenga una cobertura social y que sea lo más amplia posible porque lo que no puede ser es que se haga frentismo con la educación", ha señalado para criticar que el PP utiliza esta cuestión como "elemento permanente de confrontación".

Para Puig, la pregunta debería de ser: "¿Por qué se concertaron bachilleratos cuando habían plazas libres en los institutos públicos cuando no es obligatorio por parte del Estado, en este caso de la Generalitat establecer ese tipo de conciertos? ¿Por qué se intentó privatizar al máximo la educación en la Comunitat?", se ha cuestionado.

NO ES UNA CUESTIÓN IDEOLÓGICA

"Respetamos una educación plural y todas opciones que existan en el mercado porque esto no es una cuestión ideológica, sino de priorizar y priorizamos la pública y, en el ámbito de la concertada, en aquellos tiempos que son los obligatorios", ha argumentado.

Cuando se le ha insistido en las críticas del PP, que ha considerado esta decisión "un nuevo varapalo" para el Consell y ha pedido el cese de Marzà, Puig ha señalado que los 'populares' deberían tener "cierta prudencia" porque "en una comunidad donde su acción de gobierno nos ha llevado a la ruina, se han hecho cosas tan increíbles como decir que costaría cero euros la Fórmula 1 y finalmente nos ha costado 150 millones, cuando se han hecho tal nivel de tropelías como mínimo lo único exigible es una cierta prudencia", ha subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies