Puig insta a acordar un calendario educativo "que se ajuste a la climatología de la Comunitat"

Ximo Puig
PSPV
Actualizado 05/07/2015 7:56:31 CET

VALENCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha instado este jueves a acordar un calendario educativo "que se ajuste a la climatología" de la Comunitat y ha propuesto la elaboración de un 'Mapa de Situación Escolar' para "analizar las necesidades específicas de cada centro y acordar soluciones concretas con la comunidad educativa".

Puig ha incidido, "siempre respetando el número de días lectivos marcados por ley", en que "no todas las comunidades pueden ni deben organizarse de la misma manera, puesto que no todas tienen el mismo clima".

A su juicio, "es evidente que el adelanto del inicio del curso escolar en la Comunitat Valenciana ha sido un grave error que ha cometido el Consell, que demuestra su manera de gobernar, con improvisación, oportunismo partidario y prepotencia, ya que deja a los menores expuestos a condiciones climatológicas más extremas durante un periodo más largo de tiempo", mientras ha apuntado que "deberían haber tenido en cuenta que esto no es Galicia, ni nuestras temperaturas son tan suaves".

En su opinión, el "capricho" de la consellera de Educación, María José Català, y del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "de ser los primeros de la clase ante el PP de Madrid ha ocasionado graves perjuicios en nuestra comunidad educativa, que se están viendo reflejados en protestas, suspensión de clases y en niños que reciben clase en condiciones intolerables".

NO SOLO EL CALOR

Según Puig, "en educación, más que en ningún otro ámbito, hay que acordar" y ha recalcado que el problema "no es únicamente el calor sino que gran parte de los centros escolares valencianos no cuentan con los sistemas de ventilación o refrigeración adecuada para que profesores y alumnos puedan dar y recibir clase en condiciones".

En este sentido, ha avanzado que los socialistas se reunirán con los representantes de la comunidad educativa para elaborar un plan de trabajo "concreto" en el que se estudiará "en qué casos es necesaria la instalación de aparatos de ventilación o refrigeración, el incremento de las zonas de sombra o la instalación de toldos, así como la posibilidad de que algunos centros cuenten con placas solares que alimenten estos dispositivos (tanto en verano como en invierno) para ahorrar energía y costes".

Puig ha explicado que este acuerdo educativo busca "una escuela de mayor calidad, con un calendario acordado, con libros de texto que no tengan que cambiarse cada vez que a un ministro se le ocurra y con comedores escolares abiertos todo el año".