Puig: "Me preocupa de verdad por qué el PP quiere hacer de la educación un espacio de conflicto"

Ximo Puig
I.CABALLER/CORTS VALENCIANES
Publicado 04/08/2017 15:00:06CET

CASTELLÓN, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha asegurado, sobre la reunión que mantendrá la próxima semana con la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, a petición de esta última para abordar el tema del pluriliguïsmo, que su gobierno es "profundamente democrático" y quiere atender "todas las posiciones". No obstante, sobre este tema ha manifestado que le "preocupa" que los 'populares' quieran hacer de la educación "un espacio de conflicto".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha realizado estas declaraciones en Castellón al ser preguntado por los medios por el encuentro que mantendrá el próximo viernes, 11 de agosto, con Bonig para hablar sobre plurilingüismo, tras la petición realizada por la 'popular' a través de una carta en la que expresaba su intención en dialogar sobre la "preocupante situación" creada a raíz de la suspensión del decreto de plurilingüismo por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Al respecto, Puig ha comentado que él recibe a las personas que lo solicitan y "muy especialmente a un partido tan importante como el PP". "Este es un gobierno dialogante, profundamente democrático, que siempre quiere atender todas las posiciones".

Sobre la enseñanza plurilingüe ha remarcado que "la voluntad de la Generalitat es superar un problema: que después de 20 años de gobiernos del PP hay un fracaso de resultados", puesto que solo un 6 por ciento domina el inglés y un 30 por ciento el valenciano.

El objetivo, ha proseguido, es que "todos los niños y niñas tengan conocimiento de las tres lenguas --castellano, valenciano e inglés-- y que haya una igualdad de oportunidades". "Eso sí que es ideológico, la igualdad de oportunidades", ha aseverado.

Ha agregado que como el TSJ se ha pronunciado expresado dudas legales sobre una parte del decreto, la de la certificación de lenguas, el Consell ha recurrido y pide que justicia --"que ha tenido "visiones contradictorias", ha apuntado-- se pronuncie.

El 'president' ha declarado que "no habrá ningún problema para el inicio" del próximo curso escolar. "Estamos esperando que la justicia atienda o no nuestro recurso y en función de eso se tomarán las medidas", ha apostillado.

"Lo que me preocupa de verdad --ha continuado-- es por qué el PP quiere hacer de la educación un espacio de conflicto. Nosotros queremos que la educación sea un espacio de consenso y por eso estamos preparando la Ley Valenciana Integral de Educación. ¿Por qué Por se quiere hacer esta confrontación? No lo entiendo. ¿Por qué no se quiere superar el fracaso de que los niños no tengan capacitación suficiente en valenciano, castellano e inglés?", se ha preguntado.

En esta línea, ha defendido que el decreto plurilingüe de la Conselleria de Educación pretende supera la visión de dos líneas diferentes --valenciano y castellano-- y "llegar a un sistema más integral donde no haya discriminación".

En cualquier caso, ha subrayado: "Nosotros atenderemos lo que diga la justicia. Que no quepa la menor duda de que, finalmente, lo que diga la justicia se articulará para hacer posible esa igualdad de oportunidades. Estamos en la mejor disposición de buscar una solución".

Por último, ha considerado que "el hecho fundamental, y para nosotros irrenunciable, es la igualdad de oportunidades y que los niños tengan conocimiento de las tres lenguas". En este sentido, ha recordado el esfuerzo que está realizando la administración autonómica --con medidas como un millar de asistentes nativos para el próximo curso-- para mejorar el idioma que se encuentra "en peor situación", que es el inglés.

Desde la administración valenciana, se ha puesto de relieve que el presidente Puig va a recibir a Isabel Bonig del mismo modo que lo ha hecho recientemente con la portavoz de Ciudadanos y el secretario general de Podemos, ya que siempre que alguien ha pedido una reunión se le ha dado cita lo antes posible.

NO HAY ORDEN DEL DÍA

En el caso de la portavoz del PP, desde Presidencia señalan que no hay un orden del día, sino que el jefe del Consell escuchará lo que la otra parte quiera exponerle. De hecho, en su carta, Bonig pedía abordar temas de interés general.

Las mismas fuentes han recordado que, en concreto en Educación, la posición del presidente no difiere de la del conseller de Educación, Vicent Marzà, al que respalda en todas sus declaraciones públicas.

Por último, inciden en que, mientras el presidente "siempre atiende las peticiones de reuniones" y con Bonig lo ha hecho ya en varias ocasiones, él le solicitó una al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace meses y no ha recibido respuesta. De hecho, solo se han reunido una vez en Moncloa en dos años. Igualmente, lamentan que, además, no aproveche sus visitas a la Comunitat para reunirse con el presidente, sino que lo haga solo para temas de partido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies