Puig no comparte pero entiende la posición de García-Page sobre el trasvase y rechaza la "confrontación" con el agua

Ximo Puig (izq) y López Miras (dcha), en la sede del Consell en Alicante
Europa Press
Publicado 10/04/2018 15:10:29CET

ALICANTE, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este martes que no comparte pero entiende la posición de su homólogo en Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, sobre el trasvase Tajo-Segura, ya que los dirigentes deben tener "lealtad" a sus territorios.

Puig se ha pronunciado en estos términos en Alicante, donde junto con el presidente de Murcia, Fernando López Miras, han firmado una declaración institucional sobre financiación, agua e infraestructuras.

Este martes, García-Page se ha vuelto a pronunciar sobre el nuevo trasvase de agua autorizado por el Ministerio de Agricultura desde la cabecera del Tajo hasta el Levante, tachando este extremo de "insulto e inmoralidad" y abogando por un pacto que consiga que el río "desemboque en el Atlántico y no en el Mediterráneo".

Puig ha defendido, preguntado por los medios, un aporte de urgencia en el trasvase para dar "seguridad" a los regantes de una zona con déficit hídrico para garantizar que la agricultura tenga capacidad de desarrollo. Con todo, ha insistido en rechazar "la confrontación, ni con el agua ni con la financiación".

"En ese gran acuerdo, pacto nacional, al final lo importante es que se garantice agua para siempre para todos los territorios", ha sostenido y con el objetivo de "no mermar en absoluto las posibilidades de crecimiento para conseguir empleo, porque al final el gran problema es el desempleo".

SITUACIÓN "MUY DRAMÁTICA"

A su juicio, "lo fundamental es que por fin tras un año sin trasvase va a haber trasvase, lo veníamos pidiendo desde hace ya unos cuantos meses, un aporte de urgencia ante un situación muy dramática".

"Tenemos que hacer un ejercicio pedagógico permanente, no queremos política partidista ni con el agua ni con la financiación, en absoluto", ha dicho, para insistir en que quieren que todas las comunidades tengan posibilidades de desarrollo, "pero hay un déficit hídrico y es coincidente donde se da el mayor desarrollo de la agricultura competitiva".

Tanto Puig como López Miras han incidido en el hecho de que la Comunitat y Murcia son "la huerta de Europa", con una agricultura "competitiva" que "no despilfarra" y, por ello, han exigido agua en "cantidad" y "calidad".

Puig ha expuesto que todavía hay "posibilidades de crecimiento y de mejorar la capacidad de exportación" y ha puesto como ejemplo que las ventas de la industria agroalimentaria a China han crecido un 34 por ciento a lo largo de 2017. "Pedimos un esfuerzo en infraestructuras, que haya solidaridad y que sea sostenible", ha dicho Puig.

Por su parte, López Miras ha definido a las dos comunidades como "motores agroalimentarios" y ha afirmado que son los dos territorios que "más aportan" a la balanza comercial. "La Región de Murcia, utilizando solo el 3 por ciento del agua, genera el 20% de las exportaciones de frutas y hortalizas", ha apuntado.

"El agua para la Región de Murcia y para la Comunitat es riqueza para el país y para los españoles", ha aseverado y ha instado a un pacto nacional del agua que cuente con el "respaldo" de los dos grandes partidos para que los ciudadanos "tengan el agua que necesitan, porque no todos los españoles tienen la que necesitan".

Así, López Miras ha opinado que ese acuerdo "es posible" y ha reclamado un uso "eficiente" e infraestructuras porque hay "agua" pero está "mal distribuida".