Puig reivindica en el 9 d'Octubre "la unidad inclusiva" y una política "desde la estabilidad y diálogo que da esperanza"

Puig en el discurso institucional por el 9 d'Octubre
TWITTER XIMO PUIG
Publicado 09/10/2017 11:39:18CET

   Apela a la política "sin mesianismos, dramatizaciones ni excusas, desde un patriotismo cívico y que comparte banderas sin exclusiones"

   VALÈNCIA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado este lunes 9 d'Octubre, día de la Comunitat Valenciana, la "unidad inclusiva" y el "valor de estar unidos desde la diversidad y sin dar instrucciones de cómo tiene que sentir cada uno su identidad", al tiempo que ha apelado a la necesidad de hacer una política "que piensa más en las personas que en la propia persona" y "sin mesianismos, dramatizaciones y excusas". "Una política desde la estabilidad que da credibilidad, la honradez que da confianza y el diálogo que da esperanza", ha subrayado.

   Así lo ha indicado Puig durante su discurso en la entrega de distinciones de la Generalitat Valenciana con motivo del 9 d'Octubre, en el que ha recordado que es un día de "unidad y reivindicación, de diferentes banderas, ideas" y de un objetivo compartido frente "a aquellos que querían limitar la pluralidad en España" hace 40 años.

   "Un horizonte compartido, eso es el 9 d'Octubre", ha reivindicado Puig para quien "más que nunca" esta fecha representa hoy en día "el valor de la unidad". "Unidos desde la diversidad, unidos para reivindicar lo que somos y unidos sin dar instrucciones de cómo hemos de sentir cada uno su identidad", ha remarcado Puig. "La unidad inclusiva es la esperanza que reivindicamos este 9 d'Octubre", ha subrayado.

"FALTA DE PUENTES"

   En este sentido, el jefe del Consell ha manifestado que a los valencianos les "duele" lo que está pasando, en alusión a la situación en Cataluña, para indicar: "Nos conmueve la ruptura de la legitimidad democrática constitucional, nos indigna la falta de puentes por considerar las razones del otro y nos entristece la fractura y el enaltecimiento de la polarización".

   Así, ha apelado al escritor valenciano Blasco Ibáñez, quien señaló que "la civilización es el afinamiento del espíritu, el respeto al semejante y la tolerancia de la opinión ajena". "Esa es la esencia de la democracia", ha enfatizado el 'president', "compartirla en la cabeza y en el corazón, en la razón y en los sentimientos", ha remarcado. En este sentido, ha abogado por "generar un patriotismo cívico" en el que tenga cabida "todas las patrias y las matrias personales y colectivas".

"RECONSTRUIR CONSENSOS SOCIALES"

   Para Puig, los jefes de las instituciones tienen la responsabilidad de "no hacer sufrir a las personas" y, por ello, ha instado a "reconstruir diariamente los consensos sociales y evitar que los proyectos políticos enfrentados dividan a las personas".

   "Quiero reivindicar esta mañana la política. La política que piensa más en las personas, que en la propia persona, que se hace sin mesianismos, dramatizaciones y excusas. La política que los valencianos ya vamos haciendo desde la estabilidad que da credibilidad, la honradez que da confianza y el diálogo que da esperanza. La política de los pequeños pasos que conducen a los grandes cambios, que se hace desde el patriotismo cívico y que comparte las banderas sin exclusiones", ha defendido.

   A su juicio, la bandera de la sanidad, la educación, la cultura y el esfuerzo de la solidaridad, la dignidad, la concertación y la iniciativa económica son las que "unen" y que "dan sentido a un país".

"LEALTAD REIVINDICATIVA"

   Tras recordar que han pasado 35 años desde el estatuto de Autonomía, ha destacado que la actitud valenciana es la "lealtad reivindicativa" pero con voluntad de formar parte de un proyecto "compartido, justo y solidario". "Es tiempo de soluciones. El problema valenciano tiene que emerger más allá de los ámbitos académicos y ministeriales. Soluciones para una infrafinanaciación y unas infrainversiones que se nos imponen simplemente por el hecho de ser valencianos", ha lamentado para subrayar que la respuesta "no puede esperar más" porque "los derechos no esperan".

   Por tanto, ha subrayado que el ejecutivo valenciano no cesará en la demanda de que los valencianos reciban los recursos que les toca y continuará apelando a la "urgencia" de una reforma del sistema de financiación autonómico. "Los valencianos no enmudeceremos", ha reiterado Puig, para quien "una cosa es la prudencia, incluso la paciencia, y otra muy diferentes es bajar la cabeza".

   "No seremos nosotros los que estiraremos, más aún, las tensiones territoriales, pero ya no quedan dudas de que el inmovilismo es la peor de las acciones. Han quedado claras las consecuencias de los desequilibrios continuados y de las políticas discriminatorias en beneficio de los intereses partidarios o de expresión cortoplacista y, por tanto, hayamos de la demagogia y el patriotismo mal entendido y avancemos en los territorios de la justicia social, la lucha contra los desequilibrios y el respeto a las propias identidades", ha reivindicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies