Ribó destaca "buen rollo" en los tres grupos de gobierno en la negociación del presupuesto

 

Ribó destaca "buen rollo" en los tres grupos de gobierno en la negociación del presupuesto

Ribó, Calabuig y Peris en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno Local
EUROPA PRESS
Actualizado 06/11/2015 15:03:06 CET

   Los tres grupos del gobierno destacan su "buen rollo", que la gobernabilidad está garantizada y que tienen "prioridades compartidas"

   VALENCIA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha afirmado que los Presupuestos municipales de 2016 cambiarán la ciudad, contendrán un "giro social" y uno de sus principales objetivos será el fomento del empleo. Además, ha asegurado, en relación a las negociaciones para perfilar estas cuentas, que pese a que el tiempo es un "factor complejo", hay "buen rollo" y estarán listos "pronto".

   Así lo ha manifestado este viernes el primer edil de Valencia en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, en la que también han participado los principales responsables de las otras dos formaciones del Ejecutivo municipal --PSPV-PSOE y València en Comú--, además de los tenientes de alcalde, Joan Calabuig y Jordi Peris.

   Ribó ha señalado que su gobierno cuenta con "recursos limitados" debido a que no puede gastar más de lo que ingresa ni endeudarse a causa de la ley de Estabilidad Presupuestaria promovida por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Así, ha explicado que en los gastos corrientes, el consistorio tiene "restricciones" y, en cuanto al capítulo de inversiones, sufre "otras limitaciones". Por ello, ha considerado que es "complejo" y son asuntos que hay que negociar.

   Asimismo, ha explicado que los presupuestos tienen dos partes, una que "no se puede tocar" con los servicios que "están funcionando" y otra con aspectos en los que la nueva corporación quiere "apostar", como es el caso de "temas sociales, de empleo o de vivienda".

   En este sentido, ha dicho que el Ejecutivo municipal tiene "un proyecto de ciudad muy diferente al que había" pero no disponen del dinero suficiente para ello. Ribó ha asegurado que subieron el IBI "para que haya servicios sociales porque, si no, no hay dinero", mientras que otra de las fórmulas utilizadas para disponer de más efectivo ha sido la renegociación de la deuda con las entidades financieras.

   A este respecto, preguntado por la posibilidad de que el consistorio solicite préstamos, el alcalde ha indicado que no es que no quieran sino que no se puede y ha relatado cómo el Gobierno municipal intentó, sin éxito, solicitar uno de 4,2 millones de euros al IDAE para reformar la iluminación pública porque Valencia sufre una cantidad de contaminación lumínica similar a la de Doha o Las Vegas.

   Por su parte, Calabuig ha afirmado que la formación socialista comparte la voluntad del "giro social", además de los "gastos inevitables" y ha destacado que en los próximos Presupuestos habrá más recursos porque "se ha negociado bien con los bancos".

"SANTOS QUE NO SE PUEDEN DESVESTIR"

   Preguntado por los gastos fijos que el Ayuntamiento debe afrontar y que se van a mantener en las cuentas municipales del próximo año, Ribó ha argumentado que "la ciudad está sucia", por lo que se ha aumentado la partida destinada a su limpieza y se va a mantener; se destinan más de 7 millones al Parque Central; o los gastos que supone el mantenimiento del servicio de aguas o los parques y jardines. "Estos son los santos que no se pueden desvestir", ha finalizado.

   Además, el primer edil ha denunciado que el primer teniente de alcalde, Joan Calabuig, "se ha encontrado un pufo de 1,3 millones de euros en el Palacio de Congresos que tenemos que pagar".

   Otro asunto que requiere una importante partida es la de los servicios que presta el propio Ayuntamiento. Así, ha criticado que "en los últimos cuatro años se han perdido 500 puestos de trabajo en esta casa, sobre todo por jubilaciones", con lo que hay servicios que "no tienen casi a nadie" y también hay otros nuevos. Por ejemplo, ha añadido, el apartado dedicado a las terrazas cuenta con dos personas cuando hay "alrededor de 4.000 en la ciudad".

   Preguntado por el reparto de inversiones que deben gestionar las Juntas de Distrito de la ciudad, Peris ha explicado que se trata de una partida nueva en la que están trabajando para "tener claro cómo ejecutarlo". Pero, en cualquier caso, será "un proceso participativo para saber cuáles son las prioridades de cada barrio".

POCO TIEMPO PARA AJUSTAR LOS PRESUPUESTOS

   El alcalde ha insistido en el "poco tiempo" que el equipo de Gobierno ha tenido para "ajustar" los Presupuestos pero ha asegurado que se resolverá "con prontitud". Concretamente, se deben aprobar inicialmente el 20 de noviembre y de forma definitiva el próximo 23 de diciembre.

   En este sentido, ha explicado que este "poco tiempo" se debe a que "la elaboración de los presupuestos no puede empezar formalmente hasta conocer con precisión los ingresos", para después hacer la previsión de gastos. Pese a que "el tiempo es un factor complejo", ha reconocido que "puede ser que se hubiera tenido que empezar antes".

"ESTE GOBIERNO ES MUY SÓLIDO"

   Preguntado por las posibles diferencias generadas entre los distintos grupos que forman el gobierno municipal y la abstención de València en Comú en la votación de algunas partidas, Peris ha apuntado que no se debe a que su formación no considere las cuentas municipales "sociales" sino que se trata de "una cuestión de tiempo" ya que no querían manifestarse sobre un "acuerdo parcial antes de negociar conjuntamente". Además, ha defendido que las prioridades de su Gobierno "son totalmente compatibles y compartidas por las tres partes".

   Asimismo, ha señalado que están manteniendo un "diálogo fluido e intenso para acabar de perfilar el presupuesto" y se ha mostrado "plenamente optimista" a este respecto. Por su parte, Ribó ha criticado a "aquella gente que confunde los deseos con la realidad" y ha defendido que el Gobierno que dirige es "muy sólido". "Nos ha faltado un poco de tiempo y punto y final", ha afirmado.

   Además, el portavoz socialista ha indicado que se encuentran en un proceso de negociación en el que "ninguno va a obtener el 100% de lo que quería" pero ha garantizado "la estabilidad y el acuerdo en el Gobierno de la ciudad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies