Ribó dice que el cambio de nombre de calles franquistas "no es arbitrario" sino basado en informes de expertos de la UV

 

Ribó dice que el cambio de nombre de calles franquistas "no es arbitrario" sino basado en informes de expertos de la UV

Actualizado 17/05/2017 16:58:29 CET

VALÈNCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha defendido este miércoles el cambio de nombre de calles franquistas propuesto por el Ayuntamiento para adaptarse a la Ley de memoria Histórica y ha insistido en que las modificaciones no son "arbitrarias" sino "que se basan en informes serios y objetivos de expertos de la Universitat de València (UV), realizados con criterios académicos, científicos y profesionales, que son los que han de regir".

Así lo ha indicado a los medios de comunicación, al ser preguntado por el cambio de nombre de calles franquistas. Al respecto, Ribó ha destacado el hecho de que en València se ha actuado en este tema "con mucha más lentitud" que en otras ciudades españolas como Madrid o Alicante porque "siempre nos hemos basado en los informes de la Universitat de València y en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, pero en virtud del estudio histórico de tipo técnico y el informe legal", ha señalado.

En este sentido, el alcalde ha destacado que a la hora de renombrar las vías públicas, el Gobierno Local se ha basado en diversos criterios como incrementar la presencia de nombres femeninos, dado que la mayoría de calles sólo un 7% de las calles están dedicadas a mujeres, así como en las propuestas realizadas hace tiempo por entidades vecinales o Juntas de Distrito, además de recuperar los nombres históricos y populares, o referentes de los valores democráticos.

"Los cambios propuestos no son arbitrarios, sino que se basan en informes serios y objetivos de expertos de la Universitat, realizados con criterios académicos, científicos y profesionales, que son los que han de regir", ha remarcado para señalar que los cambios propuestos para las 51 calles afectadas no permiten atender todas las peticiones y propuestas de nombres, pero "éstas irán cumpliendo poco a poco con las nuevas calles a las que habrá que nombrar".

Además, ha destacado la decisión de establecer un periodo de convivencia con la doble denominación en las placas durante un año, "con la voluntad de causar el mínimo perjuicio y ser muy respetuosos para generar el mínimo de problemas posible", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies