Ribó muestra su "respaldo" a Fuset y defiende la idea de "despolitizar" las Fallas

Joan Ribó en una imagen reciente
Europa Press
Actualizado 28/06/2017 15:42:51 CET

VALÈNCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha mostrado este miércoles su "respaldo" al concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset, tras delegar la dirección de la Asamblea de Presidentes de falla en la vicepresidencia de la JCF al estar ostentada por "un fallero sin ninguna responsabilidad política" elegido por los propios presidentes, con la idea de redundar "en la máxima despolitización posible del mundo fallero".

Fuset, que realizó el anuncio este martes ha animado también a la convocatoria de un congreso fallero y a que este colectivo decida en ese evento si quiere seguir vinculado o no al Ayuntamiento. El primer edil ha hablado de la decisión del titular de Cultura Festiva y de la JCF preguntado por ella tras asistir, en el Salón de Cristal del consistorio, a la apertura de la exposición 'Retorna' sobre la gestión de residuos.

Joan Ribó ha asegurado que "conocía" la medida adoptada por Fuset antes de que la anunciara este martes por la tarde en rueda de prensa. "Sí, lo habíamos hablado. Lo habíamos discutido y habíamos llegado al acuerdo. Es un planteamiento de consenso que tiene mi respaldo. Por supuesto que sí", ha declarado.

El alcalde ha expresado su "respaldo" al edil y ha reiterado la idea de trabajar para acabar con "la politización de las fallas". "Nosotros queremos trabajar en contra de esta idea y creo que una manera es alejarnos de la presidencia de una asamblea de presidentes de falla", ha manifestado.

El responsable municipal ha repetido, asimismo, la voluntad de "diálogo" del Ayuntamiento hacia el colectivo fallero. Preguntado por esta disposición. "El diálogo cuando se quiera, cuando se pueda. Por nuestra parte está claro que estamos abiertos al diálogo", ha aseverado.

"Igual que estoy abierto al diálogo con cualquier ciudadano, más con los presidentes de unas fallas. Evidentemente que sí, sin ningún problema", ha reiterado Ribó. No obstante, ha señalado que "el único problema es que para dialogar hacen falta dos al menos y que se tiene que encontrar una hora conjunta". "Esto es un problema de voluntad y de buscar un horario con la gente", ha insistido.

Por otro lado, preguntado por el calificativo de "cobarde" dado este martes por algunos presidentes de falla que asistieron a la asamblea convocada para la pasada noche ante la decisión de Fuset de no acudir a ella horas antes de celebrarse, Joan Ribó ha dicho que es "una opinión" que le parece "respetable, como otra".

MOCIONES EN EL PLENO

Igualmente, respecto a si la medida del presidente de la JCF de no asistir a estas reuniones es indefinida o condicionada al congreso fallero y si este colectivo rechaza celebrar este evento, el alcalde ha declinado hablar en profundidad de estas cuestiones y ha remitido al debate que habrá este jueves en el pleno del Ayuntamiento sobre las fallas y la gestión de Pere Fuset a partir de las mociones presentadas por los dos grupos de la oposición, PP y Ciudadanos (Cs).

"Quiero decir voy a ser muy corto en las explicaciones por un motivo, mañana hay pleno y tenemos mociones sobre este tema. Me parece que es una cuestión de respeto a las personas que han presentado las mociones. Eso lo tengo que concretar y lo quiero concretar mañana", ha manifestado el primer edil, que ha descartado hablar para evitar que en el pleno se lleve a cabo un debate "donde todo esté dicho".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies