Sanidad detecta 20 brotes de toxiinfección alimentaria hasta junio, con 198 afectados

Salmonella
PIXABAY
Actualizado 10/08/2016 11:11:11 CET

   VALENCIA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública ha detectado 20 brotes de toxiinfección alimentaria durante el primer semestre del año 2016, 19 de ellos dentro del territorio de la Comunitat Valenciana y uno procedente de otra comunidad autónoma. La cifra es ligeramente superior a la registrada en el primer semestre de 2015, con un total de 15 brotes detectados, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

   El número de casos ha sido de 198 personas enfermas, seis de las cuales precisaron hospitalización. No obstante, no se ha producido ninguna defunción por toxiinfección en todo este periodo, según la Dirección General de Salud Pública.

   Los alimentos sospechosos en el primer semestre de 2016 presentan mayor variabilidad respecto a los del año anterior ya que se han apuntado brotes con los huevos como implicados pero también salsas y algunos mariscos de consumo crudo.

   Por lo que respecta al agente patógeno, el agente causal asociado con mayor frecuencia continúa siendo del género Salmonella, pero también se asocian los Norovirus y Campylobacter.

   Los factores que han contribuido a la transmisión de la enfermedad con mayor frecuencia han sido el consumo de alimentos crudos, la refrigeración insuficiente de los mismos y la cocción insuficiente o el escaso recalentamiento.

   Los brotes han sido declarados en los Centros de Salud Pública de Valencia (cuatro), Castellón (cuatro), Alicante (dos), Alcoy (dos), Benidorm (dos), Xàtiva (dos), Alzira (uno), Dénia (uno), Elda (uno) y Orihuela (uno).

PRINCIPALMENTE EN RESTAURANTES

   Un total de 16 de los brotes se han declarado en el ámbito comunitario y con en el ámbito familiar. Los brotes comunitarios han tenido lugar en 11 restaurantes, dos bares, un albergue juvenil, un camping y in hotel.

   Por procedencia de la declaración, siete de los brotes fueron declarados por Atención Primaria, otros siete por los propios afectados, cuatro por los técnicos de vigilancia epidemiológica a través de la RedMIVA y otros dos por los servicios de Medicina Preventiva de los hospitales.

   En el primer semestre de 2016 las toxiinfecciones alimentarias se concentraron principalmente en la primera semana del año, en el mes de abril y en junio.

   En el mismo periodo de 2015 predominaron los brotes comunitarios, especialmente los relacionados con restaurantes y bares. Los alimentos señalados con mayor frecuencia fueron los huevos y sus derivados y las salsas. El agente patógeno más frecuentemente identificado fue del género Salmonella. Los factores contribuyentes a la producción de la enfermedad fueron el consumo de alimentos crudos y la temperatura de preparación o conservación inadecuada.