Sanidad dice que la fumigación del Provincial causó molestias porque el producto se quedó en el ambiente

 

Sanidad dice que la fumigación del Provincial causó molestias porque el producto se quedó en el ambiente

Hospital Provincial de Castellón
EUROPA PRESS
Publicado 04/02/2015 13:53:21CET

CASTELLÓN, 4 Feb. (EUROPA PRESS) - -

El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, ha asegurado en una respuesta a la diputada de Compromís Mònica Oltra que la fumigación que se llevó a cabo el pasado verano en el sótano del Edificio Farnós del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón causó molestas al personal sanitario porque el producto empleado se quedó en el ambiente a la mañana siguiente.

Así, Llombart explica que la fumigación se llevó a cabo a causa de la plaga de mosca de la humedad que afectó el verano pasado a la red de saneamiento del sótano de este edificio, por lo que el servicio de mantenimiento del hospital decidió actuar en las arquetas y las fumigó con diversos tipos de productos.

El conseller señala que, concretamente, el 28 de agosto se aplicó un tratamiento inicial que produjo molestias al personal porque se quedó en el ambiente a la mañana siguiente el producto de fumigación que se había empleado. "No se pueden concretar los casos de problemas de salud entre los miembros del personal sanitario porque sólo fueron molestias leves que se comunicaron verbalmente a los responsables del mantenimiento del centro", añade.

La respuesta también indica que, tras analizar el incidente, se comprobó que se había producido una renovación insuficiente del área por una manipulación incorrecta de los conductos por parte de una empresa externa que estaba reparando el sistema de aire acondicionado.

Por su parte, el Servicio de Prevención de Riesgo Laborales no alegó ningún motivo para clausurar el sótano, sino que, ante la necesidad de una nueva fumigación por la noche del día 1 de septiembre y ante la "duda" de que pudiera repetirse la situación, la Dirección de Enfermería comunicó que lo más correcto sería desconvocar a los pacientes del día siguiente para garantizar su seguridad.

"Cuando se decidió realizar la nueva fumigación se comprobó que la extracción de aire que hacía el sistema reparado provisionalmente continuaba siendo insuficiente por lo que, como no había una garantía total de seguridad, el jefe de servicio de mantenimiento decidió suspender la operación", según figura en la respuesta, en la que se informa que se les anuló la cita a 32 pacientes en cada acelerador, aunque fueron citados de nuevo para ser tratados en los días posteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies