Sanidad reitera que la reversión del Hospital de Alzira "será sí o sí" y contempla aumentar el número de trabajadores

 

Sanidad reitera que la reversión del Hospital de Alzira "será sí o sí" y contempla aumentar el número de trabajadores

Imagen de archivo del Hospital de la Ribera
HOSPITAL DE LA RIBERA
Actualizado 03/04/2017 13:45:00 CET

VALÈNCIA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario autonómico de Sanidad, Narcís Vázquez, ha destacado este lunes que la reversión de la concesión administrativa en el Hospital de Alzira, que gestiona Ribera Salud, "será sí o sí" dentro de un año y que la Conselleria "tiene la condición de no perder un solo trabajador de la Ribera --departamento en el que hay cerca de 1.700 empleados-- ni uno solo de los servicios".

En este sentido, ha indicado que "es posible que haya que aumentar" el número de trabajadores, ya que "hay un 20 por ciento menos que en la pública con el mismo ratio de camas", ha aseverado.

Vázquez se ha manifestado en estos términos durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo de las Corts, donde ha explicado a petición propia y del Grupo Parlamentario Popular y Ciudadanos (Cs) la hoja de ruta a seguir para la asunción por parte de la Generalitat del departamento de salud de Alzira, así como el futuro del centro hospitalario y en especial de sus trabajadores.

El secretario autonómico ha recordado que la "hoja de ruta" para el proceso de reversión, previsto para el 1 de abril de 2018, ya se ha comunicado a Ribera Salud y se encuentra en la web de la Generalitat, al tiempo que ha apuntado que el futuro de los trabajadores se abordará el próximo día 6 de abril en una reunión entre la propia Conselleria, los sindicatos y el Comité de empresa.

"Trabajan 200 horas más al año, son un 20% menos de plantilla", ha precisado Vázquez, quien ha considerado la posibilidad de aumentar el número de profesionales sanitarios cuando la gestión pase a manos de la Generalitat. Esta circunstancia, ha dicho, constaba en el programa electoral de los partidos que conforman el Consell, un hecho que ha contrapuesto a la privatización del Hospital de Alzira: "no fue refrendado con el voto de los ciudadanos", ha puntualizado.

EL PP HACE "MARKETING" PARA RIBERA SALUD

A su juicio, el PP es "vendedor de marketing del hospital de La Ribera" y "cuando vayan, le van a poner la alfombra roja", al tiempo que ha criticado que la UDEF haya acudido a la Conselleria de Sanidad y al Hospital General de València "buscando tiempos del Gobierno del PP".

Desde el PP, la diputada María Remedios Yáñez ha criticado que a estas alturas la Conselleria todavía no tenga una hoja de ruta para la reversión y para los trabajadores: "la ruta perfecta ni estuvo, ni está ni estará; sí la ruta sectaria y dañina", ha indicado respecto a la que consta en la web de la Generalitat, quien a su juicio no sabe "lo que quiere hacer" en este departamento de salud.

"El ambiente entre los trabajadores cada vez está peor, se sienten ninguneados y menospreciados por la Conselleria", ha indicado la 'popular', quien ha asegurado que se trata de "engaños premeditados" porque "prometen las mismas prestaciones", lo que considera inviable.

"SE ESTÁ EXPLOTANDO A LA GENTE"

Desde Compromís, Isaura Navarro ha considerado necesario que tras la reversión se amplíe el número de trabajadores, ya que existe un "déficit". "Se está explotando a la gente, trabajan más horas y con menos personal, y ese es uno de los problemas a la peor atención; así las cifras de negocio salen bien, pero se trata de dar el mejor trato posible", ha defendido la diputada, quien ha denunciado además el papel de empresas como B2B que trabajaban "con mucha piratería", en este caso en relación a las prótesis, ha indicado.

"El único objetivo es el lucro", ha lamentado la parlamentaria, que ha considerado que "no se puede tener la salud en manos de gente que quiere enriquecerse a lo bestia, a costa del presupuesto de la Generalitat". "La reversión es necesaria para recuperar la calidad, es una situación heredada que ojalá no hubiese pasado nunca", ha señalado en referencia a la privatización.

ACLARAR EL FUTURO DE LOS TRABAJADORES

En este mismo sentido se ha pronunciado Daniel Geffner, de Podemos, quien ha apuntado que "este modelo opaco se refugia en que es una empresa privada para no dar información" y que los trabajadores "no son parte del problema, sino de la solución". Desde el PSPV, Ignacio Subías, quien ha indicado que el modelo público sería 200 millones más barato, ha lamentado que la situación en el Hospital de Alzira se produce "tras 20 años de gobierno del PP que supusieron la privatización progresiva del sistema, la mayoría a través de concesiones administrativas".

"Privatizaron sin ningún tipo de evaluación y consenso, impusieron el modelo, se convierten en el mejor agente de las empresas concesionarias", ha criticado Subías en referencia al Partido Popular.

Desde Ciudadanos (Cs), Juan Córdoba ha mostrado su preocupación por los trabajadores de este departamento, ante la posibilidad de que se presenten "recursos desde el contencioso administrativo hasta de inconstitucionalidad" y ha instado a la Conselleria a aclarar la condición jurídica de los trabajadores cuando la gestión del centro pase a ser pública.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies