Santamaría (PP): "Ribó es como Calimero, está siempre quejándose, pero es incapaz de solucionar nada"

Luis Santamaría en una imagen de archivo
EUROPA PRESS
Publicado 07/07/2017 15:10:57CET

VALÈNCIA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la gestora del PP de València ciudad, Luis Santamaría, ha comparado al alcalde , Joan Ribó, con el personaje de dibujos animados Calimero, porque "está siempre quejándose, pero es incapaz de solucionar nada".

Santamaría, acompañado por Enrique Martínez uno de los integrantes de este órgano, ha analizado este viernes los primeros dos años de la legislatura del gobierno integrado por Compromís, PSPV y Valencia en Comú y ha opinado que "Ribó ha hecho perder dos años a los valencianos".

El representante 'popular' ha criticado que el primer edil es "como Calimero que está siempre quejándose pero se ha implicado poco en las necesidades de la ciudad y es incapaz de solucionar nada". Santamaría ha lamentado que el alcalde "ha generado problemas donde no los había y no ha evitado la degradación de las relaciones entre los miembros del equipo de gobierno municipal".

"Si uno no es capaz de controlar su casa le resultará imposible gestionar una ciudad como Valencia" ha enfatizado el dirigente del PP, quien apunta que "Ribó parece un alcalde que no quiere ejercer y que no quiere volver a presentarse". "Representa un proyecto agotado", ha apostillado.

Sobre el hecho de hacer balance de legislatura desde el partido, Santamaría ha manifestado que "los ciudadanos nos pagan por defender sus intereses y el grupo municipal está haciendo un buen trabajo, pese a sus circunstancias, y nosotros hacemos lo mismo".

"Somos compañeros del mismo partido y nos une la defensa de los ciudadanos", ha aseverado Santamaría, que ha recalcado que "el protagonismo les corresponde a ellos pero, a la vista de lo sucedido estas últimas semanas, también reclamamos desde el partido que el alcalde comparezca y ofrezca explicaciones a los valencianos".

"PONER FALDA A LOS SEMÁFOROS"

Luis Santamaría ha censurado que mientras "muchos valencianos tienen problemas para encontrar empleo, Ribó se dedica a poner falda a los semáforos o a poner trabas a los hosteleros a los que ni siquiera recibe, pese a que son un motor de generación de puestos de trabajo, impidiendo aparcar en el carril bus".

También ha dicho que "no quiere participar en las tradiciones o impulsa otras inexistentes como las de las Reinas Magas, o se dedica a hacer de embajador de las Hogueras de Alicante denostando a las Fallas".

"La falta de soluciones a las ocupaciones ilegales de viviendas en el Cabanyal, ignorar a Nazaret y no considerar que la T2 llegue hasta allí o impedir que los tractores puedan circular por CV-500 son otras cuestiones que Santamaría ha puesto sobre la mesa y que "evidencian la insustancialidad política de Ribó", ha agregado.

FUSET, "UN ECTOPLASMA POLÍTICO"

Ha criticado igualmente la actuación del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, al "intentar eludir responsabilidades" en el accidente que le costó la vida a un trabajador en Viveros. "Se ha convertido en un ectoplasma político y no quiere aparecer en ningún problema" como ya le sucedió con la polémica encuesta al mundo de las Fallas "al que vive permanentemente enfrentado", por lo que ha pedido que "como político amortizado debería pasarse ya su página".

Santamaría ha asegurado que el PP "jamás va a hacer demagogia con un accidente" pero ha reiterado que "resulta bochornoso el espectáculo que están dando a los ciudadanos Pere Fuset y Anaïs Menguzzato con un trabajador de cuerpo presente".

Por su parte, Enrique Martínez ha analizado las distintas "quejas ciudadanas" que están llegando a través de la herramienta digital 'Valencia Escucha', que el partido pone a disposición de los valencianos, y donde ha destacado "la alarma que han generado entre los vecinos las plagas de ratas a plena luz del día en diferentes barrios de la ciudad".

En este sentido, ha enumerado "la acumulación de basura, vidrios y enseres en la vía pública; la falta de limpieza en las aceras; la falta de mantenimiento de parques infantiles; las chabolas y hogueras en el Carmen; la degradación del Cabanyal con chatarrerías ilegales, supermercados de la droga y derribo de inmuebles históricos; la tala de más de dos mil árboles y el crecimiento de hierbas sin control en diferentes barrios de la ciudad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies