El seguimiento en los funcionarios del ayuntamiento de Valencia es del 7,23 por ciento, según la alcaldesa

 

El seguimiento en los funcionarios del ayuntamiento de Valencia es del 7,23 por ciento, según la alcaldesa

Actualizado 29/09/2010 14:17:37 CET

Barberá destaca que no ha habido "incidentes destacables en absoluto" y califica la huelga de "pactada"

VALENCIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha adelantado este miércoles que, según los datos recabados a las 9.30 horas, la incidencia de la huelga en los funcionarios que dependen del ayuntamiento y tienen este derecho --todos menos la Policía Local-- se cifra en el 7,23 por ciento (260 trabajadores la han secundado de los 3.598 que hay). La alcaldesa ha remarcado que "no ha habido incidentes destacables en absoluto" y ha calificado la huelga de "pactada".

Según ha informado en una comparecencia ante los medios, la normalidad es "la nota dominante en cuanto al funcionamiento de la ciudad, fundamentalmente en lo que respecta a los servicios municipales" y "también en la calle se percibe", ha afirmado, a pesar de la actuación de los "piquetes convencitivos, que están actuando".

EMT

En la EMT, ha informado, está trabajando el 42 por ciento de la plantilla, incluidos los servicios mínimos. En áreas administrativas está trabajando el 97 por ciento; en la técnica, el 18,3 por ciento y en operaciones se están cumpliendo los servicios mínimos, aunque "ha habido más trabajadores de los que se correspondían con los servicios mínimos que han ido a trabajar", pero "en muchos casos, los piquetes han impedido que los trabajadores, que sobrepasaban el porcentaje de los servicios mínimos, pudieran trabajar".

Barberá ha relatado, como incidencias, que alrededor de las 00.15 horas un autobús de la línea N-1, cuyo conductor decidió secundar la huelga y estaba volviendo a cocheras sin pasajeros, se encontró con un piquete que le tiró piedras.

Asimismo, otro autobús nocturno de la línea N-12, cuyo conductor no secundaba la huelga y llevaba un pasajero recibió una pedrada en una luna lateral y ha vuelto a cocheras, mientras que otro vehículo de la línea n-19 ha sido obligado a volver a cocheras, cuando no llevaba pasajeros.

En cuanto a la limpieza y recogida de las calles, la alcaldesa ha informado de que el servicio que se presta desde las 22.00 a las 06.00 horas se ha desarrollado con normalidad, sin incidencias "como cualquier otra jornada", de forma que están "todos los contenedores recogidos y las calles limpias", mientras que el que da comienzo a las 07.00 también discurre de manera ordinaria.

COLEGIOS ABIERTOS

En materia escolar, la huelga la está siguiendo el 6,32 por ciento de los 351 trabajadores municipales --conserjes de los colegios y personal de las escuelas que dependen del ayuntamiento--, lo que se traduce en que "todos los colegios de la ciudad han abierto" y están funcionando.

También los mercados municipales están trabajando "con normalidad", a pesar, ha advertido de que los piquetes llegaron a Mercavalencia a las 21.30 horas, antes de que oficialmente empezara la huelga, y a las 22.00 estaban bloqueando el acceso, según ha lamentado.

En cualquier caso, ha informado de que a las 01.00 horas una Unidad de Intervención Policial ha habilitado un cordón de seguridad para que pudieran entrar y salir camiones. Posteriormente, a las 03.00 horas, los 250 piquetes abandonaron las instalaciones. Mercavalencia ha estado trabajando al 50 por ciento de su actividad, pero Barberá ha garantizado que la ciudad está "completamente abastecida". También ha comentado que esta madrugada pusieron silicona en los mercados de Mossen Sorell y Rojas Clemente que fue retirada sin mayores consecuencias.

Igualmente hay piquetes bloqueando el Puerto, unos diez piquetes en la puerta de los Juzgados; se ha cortado la calle de La Paz a las 8.28 de la mañana; se ha quemado un cajero y un contenedor a la puerta del diario Levante-EMV.

Barberá ha desvelado que esta mañana decidió ir a trabajar caminando por el centro de la ciudad para pulsar el ambiente y ha relatado en que su paseo se ha encontrado con "algún piquete" que le ha "obsequiado" con "algún regalo", ha ironizado, y especialmente, ha lamentado el comportamiento de los piquetes, que están "ensuciando las calles y el patrimonio histórico" con octavillas y pegatinas.

ESPECTACULO DE HUELGA

Como valoración política, la alcaldesa se ha mostrado convencida de que se trata de una huelga "pactada" porque "una huelga general es un clamor y el clamor está trabajando". A su juicio, ya sea porque a los trabajadores no ha convencido la actitud de los sindicatos, o porque no se puede perder un día de salario, o porque creen que no es "conveniente" por la "situación terrible a la que nos ha llevado este gobierno", y aún puede perjudicar más la economía, ha subrayado.

Según su análisis, la huelga se hace "para no hacerse daño mutuamente gobierno y sindicatos, en la medida que son los responsables de la situación económica a la que hemos llegado". Barberá se ha mostrado convencida de que ambos están haciendo "un espectáculo de huelga, pero pactada, es una huelga que no tiene aristas, roma, que no hace daño a nadie; es una huelga pactada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies