La semana fallera, la más cálida de los últimos cuatro años a pesar del viento y el frío de la Cremà

Imagen de la decimocuarta 'mascletà' de las Fallas 2018
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 20/03/2018 14:21:55 CET

VALÈNCIA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La semana de las Fallas de València 2018 ha sido la más cálida de los últimos cuatro años, a pesar del viento y la 'nit de la Cremà' más fría de los últimos 20 años. Los termómetros han rondado en torno a una media de 14,6 grados, 0,6 más que en el promedio desde 1939, según el balance climático de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los días grandes de las fiestas, entre el 15 y el 19 de marzo, se han caracterizado en la ciudad de València por el fuerte viento de poniente, que ha mantenido las temperaturas en valores relativamente suaves. El carácter frío de este año se nota sobre todo en las horas de sol: 22 y media frente a las más de 50 de las Fallas 2017 y a las 37,7 del promedio.

El sucesivo paso de frentes de poniente ha dado lugar a alternancia de cielos nubosos con momentos de sol, aunque en general ha habido más nubes que claros. Estas Fallas han parecido más frías por la continua circulación de viento del oeste, a ratos con intensidad fuerte, que ha podido acentuar la sensación térmica de frío.

Por jornadas, el jueves 15 se alcanzaron picos cercanos a 20 grados, el viernes 16 se superaron para volver a caer a 10 grados en la madrugada del sábado 17. Los termómetros se mantuvieron en torno a 15 grados en el primer día de la Ofrenda, aunque la subida más drástica tuvo lugar el domingo 18, con ambiente soleado y máximas cercanas a los 21 grados. En la noche previa al lunes 19 cayeron a 9 grados y quedaron por debajo de 16 durante todo el día de la Cremà.

Las últimas horas de las fiestas josefinas han estado protagonizadas por la irrupción de una masa de aire muy fría que bajó los termómetros en la tarde del pasado lunes, 19 de marzo, y dejó una velada muy fría para quemar las fallas.

El colofón de las fiestas provocó unas mínimas de récord, con 7,2 grados a las 00 horas. Desde 1998, la temperatura más baja en València del inicio de un 20 de marzo se registró en el año 2003, con 9,5 grados. Otros años en las que la Cremà fue significativamente fría son 1949 (6,8 grados), 1944 (8,1), 1943 (8,4), 1945 y 1962 (8,6) y 1941 (9,4).

Este año, a las 23 horas el termómetro marcaba en València 8,2 grados, en Manises (Valencia) 6,6 grados, en Llíria (Valencia) 5,8 grados, en Oliva (Valencia) 9,6 grados, en Benidorm (Alicante) 11,4 grados y en Utiel (Valencia) 1,9 grados.

DOS DÍAS CON LLUVIAS

En cuanto a las lluvias, durante toda la semana fallera ha habido dos jornadas con precipitaciones apreciables, si bien casi todas se acumularon en la tarde del pasado lunes, 19 de marzo.

En cualquier caso, las Fallas 2018 han tenido un carácter térmico normal, con una temperatura media de 14,6 grados, unos 0,6 superior al promedio del periodo 1938-2018. De hecho, estas han sido las fiestas grandes de València más cálida de los últimos cuatro años.