Serra (PP) dice que el proceso judicial sobre la reforma de la casa de Luna va a continuar porque quedan "muchas dudas"

Actualizado 28/12/2010 17:19:36 CET

VALENCIA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del grupo 'popular' en las Corts, David Serra, ha manifestado que el proceso judicial sobre la reforma de la vivienda del portavoz del PSPV, Ángel Luna, va a continuar puesto que quedan "muchas dudas por aclarar".

Serra se ha pronunciado de esta manera en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces, a preguntas de los periodistas sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de ratificar el archivo de la causa contra Luna tras la querella presentada por el PP por un presunto delito de cohecho, una decisión que el PP tiene la posibilidad de recurrir, según ha subrayado.

El responsable del PP ha defendido que el síndic socialista "tiene que dar muchas explicaciones" y ha apuntado que los 'populares' no comparten que hayan prescrito todas "las acciones que podían tener un carácter delictivo".

Ha indicado que quedan "muchas dudas por aclarar" y "testigos importantes que dan mucha luz y clarifican cuales han sido las acciones" y ha señalado que Luna "debería haber dado muchas más explicaciones de las que ha dado, que ha sido ninguna". "Hay nuevas pruebas y nuevos testimonios que se deben valorar, y sería una irresponsabilidad no actuar", ha remachado.

Asimismo, preguntado sobre el archivo por parte de la Audiencia Provincial de cuatro de los cinco delitos fiscales entre 2000 y 2003 que pesaban sobre el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, por prescripción, ha indicado que ve que algunos "se alegran mucho con unas prescripciones y se entristecen con otras".

Al respecto, Ángel Luna ha mostrado su "perplejidad" porque el hecho de que la Audiencia "mantenga imputado a Fabra" por "delitos tan graves" como el fiscal, tráfico de influencias y cohecho "sea un motivo de alegría para el PP".

Ha reseñado que el nuevo auto judicial "deja muy patente comportamientos y circunstancias que para un político deberían determinar su expulsión fulminante de la vida pública" y, al respecto, ha calificado de "escandaloso" que Fabra "no puede justificar un ingreso de tres millones y medio de euros".

"HISTORIA IMAGINATIVA"

Ángel Luna también ha incidido en que la querella presentada por el PP contra él persigue "fabricar algo con apariencia de delito" para "montar toda una historia" que ha sido "imaginativa porque hemos tenido personajes que han dicho hoy una cosa y al día siguiente la contraria, pero al final la justicia lleva a cada uno a su sitio", ha recalcado.

Ha apuntado que de momento "hay dos resoluciones de archivo de ese asunto" y ha especificado que no son por "prescripción solamente sino que tienen que ver con inexactitudes claras contenidas en la querella presentada y con circunstancias que imposibilitan la comisión de ninguna clase de delito". Luna ha remarcado que espera salir del TSJ "por la misma puerta que entré, por la puerta principal".

También ha indicado que del PP solo espera "una nueva querella en cuanto tengan la oportunidad de volver a llevarme a los tribunales por cualquier motivo" y ha señaldo que no le preocupa que el PP le pida disculpas o no porque está "tranquilo" con su conciencia, al tiempo que ha apuntado que no le parece que a Fabra "haya que pedirle disculpas por estar imputado por delito fiscal, tráfico de influencias y cohecho".

La diputada de Compromís Mònica Oltra ha afirmado que el caso Fabra demuestra que la justicia "está muy condicionada por los intereses partidistas" y, al respecto, ha señalado que en el caso de la Audiciencia de Castellón "hay demasiadas connivencias" entre su presidente, Carlos Domínguez, y el titular de la Diputación.

ATAQUE SEDE COMPROMÍS

Oltra también ha lamentado que ningún representante institucional ni de la Delegación de Gobierno, ni de la Generalitat, ni de las Corts ni de ningún otro partido político, ha dicho, haya trasladado a la coalición su solidaridad por el ataque sufrido en su sede el pasado fin de semana, lo que, a su juicio, es una muestra de la "degradación democrática tan grave" que vive la Comunitat.

Compromís ha pedido a la Cámara que no borre el contenido de las cintas de seguridad que tiene instaladas en la calle que da a su sede, colindante con las Corts, para poder identificar al menos al automóvil con el que se cometieron los destrozos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies