El síndic de Comptes reconoce la dificultad de los municipios pequeños para "tener sus cuentas al día"

Actualizado 11/05/2006 17:20:23 CET

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema))

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS) -

El síndic Major de la Sindicatura de Comptes, Rafael Vicente Queralt, mostró hoy su "satisfacción" por el resultado del informe de seguimiento sobre la fiscalización realizada a 11 ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, correspondiente al ejercicio 2003, y reconoció la dificultad de los municipios "con menor capacidad económica" para "tener sus cuentas al día", y en cuya labor resaltó la "importancia" del papel que juegan las diputaciones provinciales.

Vicente Queralt realizó estas declaraciones a los medios de comunicación antes de presentar el informe al presidente de las Corts Valencianes, Julio de España. En dicho documento, la Sindicatura de Comptes analiza los 11 municipios que en 2003 fueron fiscalizados, por tener una población superior a los 900 habitantes, y que no habían presentado sus cuentas en el periodo comprendido entre los años 1994 y 2003.

Al respecto, el síndic indicó que se hizo un primer informe sobre la situación de estos municipios y, tras obtener la "competencia" para fiscalizar, se elaboró otro informe complementario de aquel, en el que se pone de manifiesto la actuación de estos ayuntamientos ante las recomendaciones planteadas en el primer documento de la Sindicatura.

El resultado es "muy satisfactorio", subrayó, porque nueve de los 11 consistorios afectados han remitido "cuentas, papeles y documentos", con el fin de poder continuar con el trabajo propuesto en el plan trienal aprobado por el Consejo de la Sindicatura, y cuyo objetivo es "procurar una mayor y mejor calidad en la rendición de cuentas de las corporaciones municipales", explicó.

Los once municipios fiscalizados son Alcalalí y Orba, en la provincia de Alicante; Anna, Daimús, Favara, Fortaleny, Massanasa, Potríes, Tous y Tuéjar, en la de Valencia, y Lucena del Cid, en la de Castellón. Respecto a los dos ayuntamientos que no han presentado la documentación requerida --Tuéjar y Fortaleny-- señaló que son municipios con "muy poca capacidad económica y de gestión".

En este punto, resaltó la "colaboración inestimable" de las tres diputaciones provinciales, ya que, a través de sus servicios de asesoramiento, "han colaborado mucho para que, como dice la ley, estos municipios con menor capacidad económica puedan tener sus cuentas al día", aseveró.

Asimismo, preguntado por la salud económica de los municipios de la Comunitat, en general, Vicente Queralt indicó que "éste es otro tema que no tiene nada que ver con la rendición de cuentas". No obstante, reconoció tener "predilección" por las haciendas locales, ya que él es interventor y procede "de ese mundo", dijo. Al respecto, subrayó que, en este tema, hay "una gran reforma por hacer", y apuntó que la Ley de Régimen Local Valenciano inicia un proceso "interesantísimo" de creación de fondos de cooperación municipal, con el fin de "dotar a estos ayuntamientos de una mayor capacidad económica y financiera".

Al mismo tiempo, el síndic advirtió de que, "para que los ayuntamientos funcionen bien, hay que partir de la base de que cada competencia que se les transfiera tiene que ir acompañada del correspondiente financiación". De este modo, consideró que "todas las medidas que se adopten en este sentido, tendrán éxito".

TRIBUNAL DE CUENTAS

Por otro lado, preguntado sobre el informe de fiscalización de la gestión del patrimonio municipal del suelo, que la Sindicatura de Comptes está llevando a cabo sobre nueve municipios de la Comunitat, señaló que se trata de un trabajo en colaboración, y siguiendo los criterios "pactados", con el Tribunal de Cuentas del Estado. Asimismo, precisó que está en una fase "muy preliminar", y que los ayuntamientos afectados están "cumpliendo a rajatabla". Esta fiscalización está dirigida a los municipios más grandes y los que han registrado un mayor índice de crecimiento en los últimos años.

El síndic comentó que "todavía no se ha realizado ninguna revisión", aunque "todos" los municipios han presentado los cuestionarios que se les requirió, dijo. Así, explicó que, cuando se proceda a la revisión de los mismos, a su análisis y fiscalización, se irán elaborando informes que se remitirán al Tribunal de Cuentas.

Por su parte, el presidente de las Corts Valencianes, Julio de España, agradeció al síndic su visita para presentar los informes en la Cámara valenciana y resaltó la "importancia" de "reconocer la dificultad que tienen muchos ayuntamientos para rendir cuentas". Así, se refirió a la "realidad de muchos municipios", sobre todo los pequeños, --que dijo conocer "muy bien" tras haber sido presidente de la Diputación de Alicante--, los cuales, "sin el apoyo y colaboración de las diputaciones, no podrían hacer frente a nada, por el número de habitantes con que cuentan", apostilló.

En este sentido, De España señaló que "estos consistorios, a nivel impositivo, prácticamente no reciben nada de sus ciudadanos y, sin embargo, deben hacer frente a una serie de servicios, como infraestructuras y dotaciones". Afirmó que, en muchas ocasiones son poblaciones "avejentadas", que "necesitan cada vez más tutelas", por lo que reclamó un "ejercicio de imaginación" para impulsar "iniciativas que atraigan a estos municipios a matrimonios jóvenes, para asentarse y garantizar el futuro de estas poblaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies