El Síndic mantiene que la reversión de las resonancias ahorraría hasta 16 millones

Publicado 20/05/2016 12:13:38CET

Critica la "baja" aplicación que ha hecho Sanidad de sus recomendaciones y que no haya aplicado nuevas medidas de control

VALENCIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Sindicatura de Comptes ha emitido un nuevo estudio sobre el concierto de las resonancias magnéticas en el que refuta el contrainforme elaborado por ERESA por contener "interpretaciones erróneas" de los datos, y mantiene que sigue siendo "plénamente válida" la conclusión del ahorro que supondría la reversión del servicio analizado en su informe de 2003, cifrado entre 3 y 16 millones de euros.

Así, figura en el Informe que la Sindicatura de Comptes ha entregado en les Corts sobre el seguimiento del grado de implantación por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de las recomendaciones incluidas en el informes de auditoría operativa emitidos sobre la gestión de los conciertos de resonancias magnéticas de 2013.

La Sindicatura critica que la concesionaria Erescanner haya tardado casi tres años en presentar su informe y además con "errores de concepto básicos difícilmente comprensibles". Por ejemplo, apunta que "el error cometido por la auditora queda patente al recoger que el hospital Sant Joan emitió 2.745 informes en 2012, cuando el equipo propio inició su actividad en enero de 2013".

De hecho, cifra en 201.877 euros el ahorro real logrados en los hospitales de La Fe, Alcoi, Orihuela, que representan aproximadamente el 25% de la facturación total del concierto en 2015, tras aplicar de forma parcial el modelo C, por el que son los profesionales del sistema público quienes informan las resonancias.

Por ello, critica que "el bajo" grado de implantación que ha hecho Sanidad de sus recomendaciones. Así, señala que ya que desde la puesta en marcha de la comisión paritaria de expertos en julio de 2013, "no se ha adoptado ningún acuerdo relevante" que haya permitido disponer de criterios de facturación "consensuados y más adecuados" a la práctica habitual de la actividad en resonancias magnéticas.

Además, ha echado en falta que desde mayo de 2015, con el nuevo equipo de Gobierno, "no hay constancia que se hayan impulsado
nuevas medidas" salvo la auditoria específica que la Intervención General de la Generalitat está llevando a cabo.

Asimismo, lamenta que la implantación del 'Modelo C sigue estando "muy limitada" pues solo se aplica, a diciembre de 2015, en tres hospitales: Alcoi, Orihuela y La Fe, donde la actividad ha bajado del 34,2% en 2012 al 20% en 2015.

En ese sentido, recoge la alegación de la Conselleria que el Hospital de Gandia ha implantado el modelo C en febrero de 2016, y el Hospital
de Sagunto en marzo de este año, ambos con el objetivo de
informar las exploraciones realizadas en una jornada a la semana.

RECOMENDACIONES

Por todo ello, el Sindic recomienda que la Inspección Sanitaria también verifique la correcta aplicación del catálogo de equivalencia de
pruebas que figura en los pliegos y los criterios de facturación
consensuados con la concesionaria; y que promueva un acuerdo con el proveedor relativo al catálogo de exploraciones, para fijar unos criterios de facturación más adecuados a la práctica habitual de la actividad de resonancias magnéticas.

Asimismo, aconseja a la Conselleria adoptar medidas adicionales en los distintos departamentos de salud, para mejorar el control de las prestaciones concertadas, implantar el modelo C progresivamente en otros departamentos de salud que dispongan de facultativos especialistas con la suficiente formación y experiencia para asumir el servicio con recursos propios, "dado el ahorro que ello supone, además de otros aspectos relacionados con la formación de especialistas en esta materia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies