Sindicatos califican de "exitazo" el referéndum de empleados públicos sobre los ajustes y exigen la retirada del decreto

Representantes Sindicales Informan Del Resultado Del Referéndum.
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 14:41:19 CET

VALENCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos con presencia en la Mesa General de Negociación de la Generalitat --UGT, CCOO, CSI·F, FSES e Intersindical Valenciana (IV)-- han calificado de "exitazo" el referéndum convocado el jueves para que los 126.000 trabajadores públicos se pronunciasen acerca de la propuesta del Consell de medidas en materia de personal para el período 2012-2015. Un día después de su celebración, exigen al Consell que "tome nota", retire ese decreto, convoque la Mesa y abra un proceso de negociación "realista y que tenga credibilidad".

De los 126.000 empleados públicos llamados a votar --57.000 del ámbito sanitario, 52.000 del educativo y 17.000 de función pública--, los sindicatos establecen la base para el cálculo en los 100.000 que "estaban trabajando y pudieron ejercer el derecho al voto" de 11.00 a 18.00 horas y, por tanto, cifran la participación en el referéndum en un 58,97 por ciento, ya que acudieron a las urnas 59.269 personas. Es más, a falta de contabilizar los datos de 80 mesas de educación, dan por hecho que finalmente superarán el 60 por ciento de participación.

De esos 59.269 trabajadores públicos, un 96,21 por ciento mostraron su rechazo a los ajustes del Consell, un total de 57.025, mientras que se registraron 1.130 votos en blanco y 142 nulos.

Así lo han señalado este viernes en rueda de prensa el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT-PV, Luis Lozano, la secretaria de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO PV, Soledad Fernández, el secretario autonómico de Acción Sindical de CSI·F, Rafael Cantó, el secretario general de FSES en la Comunitat, Andrés Cánovas, y Rafael Reig, del área de Salud de Intersindical Valenciana.

Luis Lozano considera un "exitazo sindical" el resultado de participación alcanzado, del 58,97 por ciento, y en este sentido, ha destacado que "el referéndum sobre la Constitución Europea se saldó con el 42 por ciento y el Gobierno estaba encantado".

"NO VAMOS A PARAR"

Además, ha subrayado que "el 96,21 por ciento le ha dicho al gobierno que se meta la propuesta por donde le quepa, que no la queremos y que lo que tiene que hacer es convocar una Mesa General y empezar a negociar con los sindicatos". "Y no vamos a parar, vamos a seguir las movilizaciones hasta que se sienten, hasta que retiren el decreto y negocien unas condiciones valorables positivamente por los empleados públicos", ha advertido el representante de UGT-PV.

En su opinión, las movilizaciones contra esas medidas convocadas por los sindicatos "han hecho variar en alguna medida el decreto, pero esa variación ha sido absolutamente insuficiente y falta de credibilidad" y, por tanto, el "artífice del decretazo", el conseller de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, "debería pensar que su tiempo ha acabado" y presentar su dimisión.

En la misma línea, Rafael Cantó ha defendido que el resultado del referéndum avala que los sindicatos estaban "en lo cierto" al rechazar la propuesta de Vela y ha recalcado que el Gobierno valenciano "debe tomar nota del resultado y abrir una negociación realista y que tenga credibilidad, ya que mientras no la tenga estamos en las mismas que antes del referéndum", ha apostillado.

Soledad Fernández ha avanzado que el lunes se reunirán para definir un calendario de movilizaciones, así como para cerrar las cifras definitivas del referéndum y trasladarle el resultado al Consell como argumento para la retirada del decreto y para pedir "respeto" hacia los empleados públicos, que se sienten "ampliamente respaldados" por la sociedad tras las protestas de los últimos meses.

La representante de CCOO considera una "mala jugada" por parte de la Generalitat haber intentado "boicotear" ese referéndum, a pesar de que no había límites para asesores como los existentes en elecciones sindicales, y ha reivindicado el derecho de todos los trabajadores a expresar su opinión y a que "nadie cuestione esos resultados".

"EXQUISITOS EN EL CONTROL" DEL REFERÉNDUM

En la misma línea, Ándres Cánovas ha defendido que fueron "exquisitos en el control" del funcionamiento de ese referéndum y que únicamente pudieron votar quienes acreditaron su condición de trabajadores públicos --con carné profesional o tres nóminas--.

Desde IV, Reig ha agradecido a los empleados públicos el compromiso con los servicios públicos mostrado con su participación en esa consulta y ha espetado a Vela: "¿Dónde están las oscuras intenciones de los sindicatos con esos 57.025 votos en contra?".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies