Sindicatos de la CAM amenazan con una huelga ante "la más mínima noticia" de fusión sin su consentimiento

Actualizado 04/12/2009 16:42:25 CET

ALICANTE, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

SICAM, CGT y UGT, representantes de los trabajadores de la Caja Mediterráneo, amenazaron hoy con una huelga ante "la más mínima noticia de que hay cualquier tipo de proceso" de fusión, integración o SIP de la entidad que "no haya sido antes valorado, analizado y con el visto bueno de la representación de la plantilla", al tiempo que expresaron su "irritación" por que "nunca" se tengan en cuenta los costes laborales de una operación de este tipo.

En una rueda de prensa, los representantes sindicales advirtieron de sus intenciones de convocar concentraciones de protesta a las puertas de la central de la entidad en Alicante los días 11, 16 y 18 de diciembre, al tiempo que aseveraron que podrían llegar a "una huelga" en el caso de que hubiera una fusión, integración o SIP, sin contar con ellos.

"Que suena como amenaza, pues sí, si se hace algo en contra de la plantilla, nos verán con todas nuestras fuerzas para manifestar, tanto al Banco de España como a los políticos, que no somos mercancía, que los puestos de trabajo son importantes", manifestaron.

Según dijeron, "lo que nos irrita y nos molesta es que siempre que se habla de los procesos de fusión, integración y SIP y nunca hablen de los puestos de trabajo, nunca valoran cuál es el coste laboral".

Para apoyar esta tesis, aseguraron que "en el punto sexto de la asamblea se aprobó la posibilidad que ofrece la circular número 3 del Banco de España, donde matiza que una de las posibilidades es el SIP, por lo tanto el consejo de administración, en cualquier reunión extraordinaria, puede tomar ese acuerdo".

Aunque reconocieron que "hay representantes" en el consejo, consideraron que éste "de alguna forma está politizado", por lo que reclamaron que se cuente con ellos para tratar cualquier asunto.

Los sindicatos, que representan al 90 por ciento de la plantilla de la caja, se mostraron partidarios de que Caja Mediterráneo pueda continuar en solitario. "Que nos dejen tranquilos, aquí el que se preocupa es el Banco de España, que quiere que haya fusiones como sea, cuantas menos cajas haya, es más fácil eliminarlas", dijeron los representantes, quienes añadieron "por qué CAM no va a poder continuar sola, si hasta ahora ha estado dando beneficios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies