Sindicatos estudian movilizarse para expresar su rechazo al convenio colectivo del sector de estaciones de servicio

Actualizado 04/12/2009 18:54:07 CET

VALENCIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las asambleas de los representantes sindicales en los centros de trabajo del sector de estaciones de servicio de la Comunitat Valenciana han decido estudiar movilizaciones para expresar su rechazo a la oferta final de la patronal en el convenio colectivo, así como para conseguir la aplicación del convenio estatal en la Comunitat.

El convenio colectivo del sector de estaciones de servicio de la Comunitat "ya no es considerado por los trabajadores, como un instrumento válido que permita abordar los problemas reales que tienen en sus centros de trabajo", según manifestaron hoy en un comunicado fuentes sindicales.

Ésta es la conclusión del debate que se ha mantenido en las diferentes asambleas sectoriales en las tres provincias de la Comunitat Valenciana convocadas de forma conjunta por la Federación de Industrias Afines (FIA) de UGT-PV y la Federación de Industrias Textil, Piel, Químicas y Afines (Fiteqa) de CCOO-PV.

En el debate, se valoró la ultima propuesta realizada por la Federación Mediterránea de Estaciones de Servicio que suponía aceptar un convenio colectivo para dos años (2009-2010) con una oferta "sólo" de incremento salarial.

Según los sindicatos, el incremento que proponen, del 0,5 por ciento, es de aplicación únicamente en el año 2010 y "sin modificar el resto del articulado del convenio, ni siquiera en aspectos tan fundamentales en este sector como el empleo, la salud laboral y la seguridad en los centros de trabajo".

Asimismo, destacaron que este sector "se caracteriza en el empleo, por una tasa alta de temporalidad en los contratos y una situación grave, en aspectos de la salud laboral y en la seguridad de las personas que trabajan en el mismo. Sin embargo, lamentaron que la representación empresarial "lejos de reconocer esta situación y buscar soluciones acordadas con sus plantillas en el marco del convenio colectivo, lo rechaza y tan sólo plantea un incremento salarial a todas luces insuficiente".

Por contra, UGT y CCOO consideran que el convenio estatal recoge "avances muy importantes, fundamentalmente en la seguridad de los centros de trabajo y en la salud laboral", por lo que se ha convertido ahora en "el referente al que aspiran los trabajadores del sector, porque éste sí puede ser un instrumento que mejore sus condiciones de trabajo en las empresas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies