Sólo el 26% de los puestos directivos están ocupados por mujeres en la Comunitat Valenciana

Publicado 01/03/2018 14:54:36CET

6 de cada 10 empresarios valencianos quieren que Gobierno y Generalitat aborden la desigualdad con más legislación

VALENCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presencia de la mujer directiva presenta una "evolución débil" en la Comunitat Valenciana, donde el número de puestos de alta dirección ocupados por mujeres se sitúa en el 26%, un punto por debajo de la media nacional (27%).

Así se recoge en el último informe de Grant Thornton 'Women In Business: ¿cumplir o liderar?', que señala que el porcentaje de empresas valencianas sin ninguna mujer al mando es el 15%, un dato más positivo que el de España (20%).

"Nuestra Comunitat se mantiene cerca del índice estatal en mujeres directivas pero el avance del liderazgo femenino aquí es también lento. El estancamiento que estamos experimentando se debe a que las empresas no están consiguiendo avances significativos a la hora de incorporar a más directivas. Esto significa que no podrán aprovechar los beneficios de una verdadera diversidad", ha explicado Andrés Gurrea, socio director de la oficina de Grant Thornton en València.

Ante esta situación, el informe de Grant Thornton analiza qué han hecho las empresas valencianas y las instituciones para impulsar el cambio en el último año.

Los datos muestran que las políticas de igualdad de género son "abundantes": el 92% de empresas en la Comunitat cuenta con políticas de igualdad salarial para hombres y mujeres que desempeñan las mismas funciones; el 83% tiene establecidas modalidades de trabajo a tiempo parcial y el 75% aplica políticas de no discriminación a la hora de contratar.

Las medidas de apoyo a los padres que trabajan también reflejan una "buena acogida" en las compañías de la región, principalmente horarios flexibles (83%) y permisos de paternidad retribuidos (77%).

Sin embargo, "no existe una correlación clara entre qué políticas o cuántas adoptan las empresas valencianas y la diversidad de género de sus equipos de alta dirección", señala el estudio.

Los directivos encuestados aseguran que lo que les motivó a implantar políticas de igualdad en sus empresas fue, principalmente, cumplir con sus valores corporativos (23%), atraer y mantener profesionales (21%), mejorar el rendimiento de la compañía (21%) y cumplir con la legislación (17%).

El informe de Grant Thornton revela también que "un 60% de líderes empresariales en la Comunitat Valenciana desearía que el Gobierno y la Generalitat impulsaran más medidas legislativas de apoyo a la mujer directiva". Sin embargo, muchos apuntan que mejorar la ratio de mujeres en la dirección no se soluciona solo con más legislación.

En el conjunto nacional un 58% de directivos cree que es un problema que se debe abordar conjuntamente, entre las empresas y Gobierno, "codo con codo". Esta cifra cae al 54% en la Comunitat Valenciana, mientras que un 31% quiere mejorarlo sólo a través de medidas de acción internas, sin injerencia de la Administración.

Según Andrés Gurrea, "ni las políticas públicas ni las privadas en materia de diversidad han generado avances significativos", por lo que cree que "una nueva etapa de colaboración en la que las empresas no sólo deban cumplir con leyes, sino también crearlas desde el inicio, puede ser beneficiosa para la Comunitat Valenciana".

RECELO ANTE LAS AUDITORÍAS DE BRECHA SALARIAL Y CUOTAS

La mayor parte de empresas en la Comunitat Valenciana apuesta por más legislación para incentivar la diversidad de género en puestos directivos pero muchas no ven con buenos ojos las auditorías de brecha salarial obligatorias. Según el informe, casi un 40% piensa que es una medida excesiva que vulnera su derecho a establecer políticas retributivas adecuadas; un 19% las considera excesivas también, aunque cree su obligatoriedad ayudaría a superar las diferencias salariales entre hombres y mujeres en la Comunitat.

Para el 3%, la medida, anunciada por la ministra Fátima Báñez, es positiva, aunque necesitaría un amplio consenso entre Gobierno, patronal y sindicatos.

También resultan "impopulares" entre los empresarios valencianos las cuotas obligatorias. Un 88% desearía no tener que implantarlas en sus compañías. Sin embargo, los países donde se han aplicado, como Italia o Noruega, están rozando ya la paridad en el número de hombres y mujeres en puestos de dirección", ha señalado David Gurrea.

El estancamiento en el liderazgo femenino en la Comunitat Valenciana se debe en parte a que "no existen políticas claras en las propias empresas que incentiven el acceso de las mujeres a las altas esferas", apunta el 31% de líderes encuestados en esta región.

Otras razones, añaden, son la "relajación de las empresas" en estos asuntos al concentrarse en otros más prioritarios (27%) y la percepción de que "el Gobierno no ha hecho lo suficiente" todavía (19%).

Según Andrés Gurrea, "ni las políticas empresariales ni las gubernamentales están logrando una incorporación masiva de la mujer a la alta dirección en España ni en la Comunitat Valenciana". "Las empresas que están consiguiendo cambios de verdad son aquellas que creen en el valor de una cultura inclusiva que dé ventaja a la diversidad; que no se limitan sólo a cumplir, sino que lideran el cambio hacia equipos de dirección genuinamente diversos", ha concluido.