Estos son Romero y Sabina, dos burros maltratados que han adoptado los vecinos de Benagéber

Benagéber "adopta" a dos burros
ALTO TURIA COMUNICACIÓN
Publicado 23/02/2017 13:30:52CET

VALÈNCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El municipio valenciano de Benagéber tiene dos nuevos "empadronados". Se trata de Romero y Sabina, dos burros adoptados por los vecinos de la localidad a través de la Asociación 'El Refugio del Burrito' y que se encontraban bajo la supervisión del juzgado, ya que se los retiraron a su dueño, que tiene una denuncia por malos tratos.

Desde la Asociación Refugio del Burrito destacan que la "peligrosa" situación que atraviesa el burro se ha visto agravada en los últimos tiempos con la crisis económica. Este animal dejó hace tiempo de ser necesario para la producción agraria y pasó de la utilidad "como herramienta" al desprecio injusto para una especie que ha sido fiel compañero del hombre a lo largo de su historia, y especialmente en el Alto Turia.

Su falta de aprovechamiento y el alto coste de mantenimiento ha motivado un aumento en la cifra de burros abandonados y con malos tratos en los últimos años. "Detrás de cada uno de ellos hay una historia que podemos cambiar y muchos de ellos, como estos dos de Benagéber, han tenido un final feliz. Denuncias de vecinos evitaron un trágico final para estos dos animales que estaban en un estado terminal".

A partir de aquel momento, apuntan, comenzó "una fase delicada, ya que se les ha de encontrar residencia definitiva lo antes posible, para evitar que se sacrifiquen y aquí fue cuando entraron en acción los vecinos de Benagéber".

"La Asociación Refugio del Burrito a través de Andrea y Coral iniciaron las gestiones de adopción", comenta Juan Carlos Ballester, "esta asociación inició su andadura hace ya más de siete años, desde entonces han conseguido cerca de 9.500 apadrinamientos, como estos dos de Benagéber que seguro que tendrán una vida en buena compañía"
"Ahora van a pasar unos días para aclimatarse y pronto los veremos pasear por la montaña cercana a la población"

El pasado día 28 de enero se celebró San Antón en Benagéber, cita festiva que fue aprovechada para dar el paseo en el pueblo y que el cura, como es habitual en esta festividad, les diera la bendición junto a los demás animales del pueblo (perros, gatos, ocas y ahora los dos burritos).

"Por sugerencia popular se le ha puesto de nombre Romero y Sabina, y a partir del primer fin de semana de febrero, estarán en su hogar definitivo. Se van a realizar camisetas y detalles para los que quieran colaborar con su manutención, una pareja que ha caído bien a todo el pueblo y seguro que todos los de Benagéber caerán bien a Sabina y Romero que ya han encontrado su hogar definitivo", agregan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies