STAJ denuncia que en Registros Civiles valencianos no se pueden expedir expedientes por incompatibilidad de sistemas

Publicado 10/03/2018 12:27:32CET

VALÈNCIA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores de la Administración Justicia (STAJ) de la Comunitat ha denunciado que la situación de los Registros Civiles valencianos es "insostenible": "No hay ordenadores compatibles con los sistemas informáticos, por lo que no se pueden expedir los expedientes a los usuarios y, en algunos casos, ni tan siquiera funcionan las fotocopiadoras".

En declaraciones a Europa Press, desde el sindicato han comentado que esta situación dimana de la decisión de retirar la gestión a los juzgados y ponerla en manos de los Registradores de la Propiedad, "no habiéndose implantado hasta la fecha la actual Ley del Registro Civil ante la dificultad que supone y el rechazo de la mayor parte de la sociedad, que ve cómo un servicio publico y gratuito se entrega a una gestión privada con el consiguiente peligro de que deje de ser gratuito y publico el servicio".

"Recientemente hemos podido ver cómo un texto previamente consensuado por la mayoría de grupos parlamentarios para la modificación de la Ley del Registro Civil ha sido rechazado con los votos en contra de unos y las abstenciones de otros. La actual ley se aprobó en 2011 y se caracterizaba por pseudo privatizar el Registro Civil", han insistido.

Desde el sindicato han lamentado que "en lugar de intentar dar soluciones a un servicio anclado en el siglo XVIII, nos encontramos con disputas políticas por parte de aquéllos que nos representan y, mientras tanto, vemos cómo en los juzgados de los que dependen los Registros Civiles en la Comunitat y tras el cambio de titularidad de medios materiales del Ministerio de Justicia a la Dirección General de Justicia de la Comunitat no se puede dar servicio al ciudadano por carecer de medios técnicos".

A juicio de STAJ, "quizá sea el momento de dejar a un lado las disputas políticas y centrarse en dar servicio al ciudadano", ha resaltado.