STEPV exige que se consoliden aulas públicas y critica el "blindaje" de algunos centros concertados

Representantes de STEPV en rueda de prensa
STEPV
Publicado 15/05/2017 15:41:11CET

Reclama un plan de choque en el ámbito rural ante el posible "cierre" de seis centros si no se modifica la planificación

VALÈNCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV) ha reclamado a la Conselleria de Educación que el
arreglo escolar para el curso 2017-2018 en infantil y primaria consolide aulas públicas mediante la creación de unidades actualmente habilitadas solo para un curso. Para esta entidad, la red pública "no ha sido tratada de la manera benevolente que algunos pretenden hacer creer" e, incluso, ha criticado el "blindaje" de algunos centros concertados en la planificación escolar.

Así lo ha manifestado el sindicato en una rueda de prensa convocada para analizar el arreglo. STEPV ha hecho hincapié en la "incongruencia" que supone, a su parecer, mantener habilitadas tantas unidades --429 en total--, la mayoría de las cuales "ya tendrían que estar creadas y, por lo tanto, consolidadas".

Para esta entidad, es "incongruente esta propuesta e imponer, al mismo tiempo, la repetición de centro el curso que viene al personal adjudicado en julio pasado con el argumento de consolidar las plantillas". En este sentido, argumentan que las plazas habilitadas en el arreglo son provisionales y, por lo tanto, sólo se pueden ocupar por el profesorado provisionalmente. Si se crearan estas unidades, los docentes que las ocuparan lo harían de forma definitiva y se daría "estabilidad de forma real a las plantillas", ha aseverado el portavoz del sindicato, Marc Candela.

Por otro lado, STEPV ha expresado su "preocupación" en las zonas rurales, puesto que seis centros --tres en Castellón y otros tres en Alicante-- "cerrarán en las comarcas interiores si no se modifica el arreglo". Además, en la provincia de Valencia se suprimen 14 unidades en centros del ámbito rural.

Este sindicato se ha puesto en contacto con los centros afectados por las supresiones --en total se suprimen 158 unidades 65 en infantil y 93 en Primaria)-- y ha trasladado a las direcciones territoriales 70 alegaciones de estos centros.

A partir de estos datos, desde STEPV afirman que la educación pública "no ha sido tratada por la Conselleria de Educación de la manera benevolente que algunos pretenden hacernos creer respecto a la enseñanza concertada, cuyo arreglo todavía no conocemos".

En la misma línea, han llamado la atención sobre el "blindaje de los centros concertados respecto de los públicos en algunos barrios de València" y han puesto como ejemplo los casos de la Malvarrosa o San Marcelino, "donde se suprimen plazas públicas y se mantienen las concertadas".

ALEGACIONES

STEPV reivindica que el departamento que dirige el conseller Vicent Marzà "atienda las alegaciones de los centros públicos, se mantengan los centros rurales y que el Gobierno valenciano establezca un plan de choque en el ámbito rural para evitar cierre de escuelas, que se creen las unidades habilitadas en el arreglo definitivo y que se reduzcan todavía más las ratios y se generalizan a todos los niveles".

En el acto ante los medios de comunicación también se ha presentado la nueva campaña en defensa de las condiciones laborales del profesorado que, con el lema 'Ja toca¡', pondrá en marcha próximamente STEPV y que reivindica mejoras que también afectarían el arreglo escolar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies