Stop Desahucios paraliza el desalojo de una familia con dos menores de 3 y 6 años

Actualizado 03/07/2015 23:28:28 CET

ALICANTE, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Stop Desahucios ha paralizado este lunes el desalojo de una familia compuesta por una pareja con dos menores de 3 y 6 años en la calle Maestro Luis Torregrosa, en el barrio El Pla de Alicante. Según este colectivo, la comisión judicial ha otorgado a la familia una moratoria de 20 días para que abandonen este piso, donde residen de alquiler.

Así, un portavoz de la organización ha manifestado en declaraciones a los medios que entre "300 y 400 personas", entre personas del colectivo y la "importante ayuda vecinal", se han concentrado en la puerta de la vivienda de esta familia para impedir que la desalojaran. En este sentido, ha tildado de "ridícula" la moratoria de 20 días otorgada por la comisión judicial "para que esa familia vaya a la calle".

Asimismo, según ha informado esta organización en un comunicado, "esta familia vivía de alquiler en esa casa, se ejecutó al que era el propietario, y ya se ha intentado desalojarles dos veces". Asimismo, ha asegurado que los afectados "han solicitado en repetidas ocasiones una vivienda social al EIGE y al Patronato de la Vivienda de Alicante, pero no han obtenido, como todos los que la solicitan, ningún resultado".

Desde Stop Desahucios han criticado que el banco propietario de la vivienda "quiere especular con la propiedad", y han señalado que esta entidad "que ha ejecutado" el desahucio, ha traspasado la vivienda a unos Fondos de Titulación de Activos para "desentenderse del desalojo, alegando que ya no es propiedad de la misma". Sin embargo, según la plataforma "sigue perteneciendo a este banco desahuciador".

En este sentido, estas fuentes han culpado a la entidad bancaria, por "querer tener la vivienda vacía para especular con ella cuando suba su precio", así como a los políticos "corruptos que no se preocupan por el pueblo" y que "les da igual que dos niños de 3 y 6 años se queden en la calle". "Hay viviendas vacías públicas en Alicante, y lo que están haciendo es vendiéndolas a los fondos públicos, en vez de dárselas a la gente necesitada", han denunciado.

En Stop Desahucios también han apuntado que la Justicia "es responsable de esta situación porque un juez no puede mandar una orden de lanzamiento a una familia, con dos chiquillos, sin tener alternativa habitacional". "Cómo va a tener derechos un menor si lo tiras a la calle", se ha cuestionado un portavoz de la asociación.

La plataforma ha pedido que esta propiedad "se la dejen a una familia que está allí viviendo y la está cuidando" porque "no hay ningún delito, no es hurto porque no han hurtado nada, no es robo porque no han cogido el 1ºA y se lo han llevado, y no es un delito de usurpación, es simplemente vivir y usar una cosa".

PROTESTA FRENTE AL AYUNTAMIENTO

Tras frenar el desalojo, una comitiva de Stop Desahucios se ha trasladado hasta la plaza del Ayuntamiento para protestar frente a la casa consistorial y pedir a los poderes públicos que "protejan a estas familias sin ingresos con niños pequeños, que tienen dificultades para pagar luz y agua " y "que miren un poco por sus ciudadanos, no solamente por sus bolsillos".

"Que la pobreza energética no siga funcionando en este país, que la vivienda pública se le dé a las personas que de verdad las necesiten y que no sea mercancía entre corruptos", ha solicitado un portavoz de esta organización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies