Suspendido temporalmente el servicio de tren Calpe-Dénia de la Línea 9 del TRAM

El tren Calpe-Denia de la l9, suspendido por obras
GVA
Actualizado 27/07/2016 19:34:59 CET

VALENCIA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha acordado este miércoles suspender temporalmente el servicio ferroviario en el tramo entre Calpe y Dénia de la Línea 9 del TRAM de Alicante hasta que se realicen las obras de modernización y acondicionamiento que tiene previstas la empresa pública.

Así lo ha indicado la Generalitat en un comunicado, después de que el gerente de la entidad, Ángel García de la Bandera, haya presentado un informe de la situación y de las actuaciones realizadas y las propuestas de acción previstas.

Por ello, y hasta que finalicen los trabajos de renovación de vías e infraestructura así como la instalación del Bloqueo Automático y Protección Automática de Trenes entre Calpe y Dénia, se mantendrá cerrada la línea y se habilitarán autobuses alternativos para hacer esta ruta, con paradas en las propias estaciones o en puntos próximos y con los horarios actuales.

El gerente de FGV ha presentado al Consejo de Administración los diferentes trabajos que se han realizado para analizar el estado de la vía y también las medidas de urgencia adoptadas en las Comisiones de Seguridad realizadas en las dos últimas semanas, entre las que se encuentra la reducción de la velocidad a 40 kilómetros por hora.

Según explican, la decisión de suspender el servicio se ha tomado para que la línea se adapte a los estándares de confort y calidad del resto de la red de FGV, para lo cual se realizarán labores de modernización de las vías y de instalación de sistemas de seguridad.

Desde FGV han señalado que la Línea 9 de Benidorm a Dénia tiene más de 100 años y se trata de una vía sin electrificar y diseñada para velocidades máximas de 80 kilómetros por hora, como consecuencia de "la falta de inversiones que ha sufrido durante más de 20 años".

Por ello, consideran que los más de 30 kilómetros de vía que unen estas localidades de La Marina precisan de una serie de actuaciones que el actual gobierno valenciano ya ha iniciado durante este año, con una inversión de más de 15 millones de euros en la modernización de esta vía que afecta al tramo Altea-Calpe.

Además, se continuará con una serie de acciones a corto y medio plazo para "garantizar la calidad necesaria y la seguridad en el presente y futuro de esta línea, siguiendo los criterios que se establecerán en la futura Ley de Seguridad Ferroviaria en la que trabaja el actual gobierno valenciano", han afirmado desde la Generalitat.

MEDIDAS

Entre las primeras medidas que se han realizado, cabe destacar el proyecto de renovación de vías y de puentes entre los 11 kilómetros que hay entre Altea y Calpe, y que se ha realizado entre octubre de 2015 y mayo de 2016. Además, también se ha aplicado el sistema de Bloqueo Automático y ATP entre Benidorm y Calpe.

Por ello, a partir de octubre, FGV continuará con estos trabajos y actuará en el tramo más complicado entre Calpe y Dénia, donde se tienen previstos diferentes trabajos de renovación y de instalación del Bloqueo Automático y la ATP con un presupuesto de casi seis millones de euros.

El director gerente de FGV ha anunciado también que, a finales de este año, se reiniciarán las obras de la mejora de instalaciones y preparación de comunicaciones, necesarias para la instalación del Bloque Automático y ATP, en las estaciones de Teulada, Gata de Gorgos y Dénia, que tiene un presupuesto de otros seis millones de euros.

En 2017, se acometerán las obras de renovación de vía e infraestructuras del tramo Calpe-Teulada, con una inversión de más de 14 millones de euros, y posteriormente, de los tramos Teulada-Gata de Gorgos y Gata de Gorgos-Denia, y que se irán abriendo al servicio a medida que se complete su renovación e instalación del Bloqueo Automático y ATP.