Los telares de Rafael Catalá reproducen un tejido del XVII para la procesión del Corpus de Puebla del Río (Sevilla)

Actualizado 10/06/2009 19:03:27 CET

VALENCIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La industria textil valenciana Rafael Catalá ha realizado el trabajo de confección del tejido para el Palio de Respeto, que mañana procesiona en el Corpus, de la localidad sevillana de Puebla del Río. La tela es una fiel reproducción del antiguo Palio, datado en el siglo XVII, y que se encuentra muy deteriorado en la actualidad, informaron hoy en un comunicado fuentes de la firma artesana.

El tejido está realizado con hilos de seda y metal, fabricado con una rica urdimbre de seda. Para las tramas se han utilizado 11 colores, también en seda natural, más un metal de oro viejo, para poder recrear todos los matices de los colores del palio original, detallaron las mismas fuentes.

Las tonalidades cromáticas que se han utilizado son prácticamente las mismas que contenía la pieza original; teniendo en cuenta que la degradación del antiguo tejido, escondía los colores puros del mismo.

Asimismo, la firma presidida por Alberto Catalá, ha buscado respetar al máximo tanto el tamaño, como la composición del dibujo y de los materiales utilizados.

El pasado 27 de enero, Rafael Catalá recibió la visita de los miembros de la Hermandad Sacramental de Puebla del Río (Sevilla), para que la firma valenciana tejiera en seda natural, una copia exacta de un Palio, que data de finales del siglo XVII o principios del XVIII.

La división de ornamentación de Rafael Catalá ha trabajado para obtener un tejido con una alta durabilidad y con un diseño que evoque al utilizado en la procesión del Corpus, durante más de 300 años.

Según afirmaron los miembros de la hermandad "el Palio de Respeto, utilizado hasta la fecha, es una joya histórica confeccionada manualmente en seda natural, hace más de tres siglos, pero debido al grave deterioro, es necesaria su sustitución".

La hermandad sevillana estuvo durante mucho tiempo buscando un fabricante de tejidos "que utilizaran materiales de calidad, que resistieran al paso de los siglos y capaz de reproducir un diseño muy similar al anterior". En definitiva, era muy importante que "una prenda de un incalculable valor histórico y sentimental no fuera sustituido por cualquier tipo de tejido", aseguraron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies