Territorio concede por primera vez el máximo certificado ambiental a una explotación porcina

Actualizado 05/11/2006 17:29:11 CET

VALENCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La conselleria de Territorio y Vivienda ha concedido, por primera vez, una autorización ambiental integrada --el máximo certificado ambiental-- a una explotación porcina situada en el término municipal de Useras (Castellón), según informaron fuentes de la Generalitat.

"Se trata de una instalación porcina con capacidad para 10.000 animales, entre adultos y crías", explicaron, y puntualizaron que, esta granja, "tiene una producción anual de 13.940 metros cúbicos de purín, que se va a utilizar como abono orgánico en fincas agrícolas".

Una de las limitaciones establecidas por la conselleria de Territorio es la de no esparcir este abono a menos de 35 metros de conducciones de agua sin presión, pozos y captaciones de aguas potables o destinadas al riego de hortalizas, destacaron.

Asimismo, señalaron que "tampoco podrán esparcirse a menos de 200 metros de zonas de baño, lugares de acampada o cursos de agua si la pendiente de la superficie donde se echa es más del 7 por ciento". Y apuntaron que, en ningún caso, "el líquido debe estancarse sobre el suelo, circular fuera de la superficie fijada o contaminar aguas subterráneas".

Además, se ha exigido la utilización de un pienso con una composición que reduce la cantidad de nitrógeno y nutrientes presentes en el purín y las emisiones a la atmósfera y, a su vez, optimiza el mantenimiento de los animales.

Por otra parte apuntaron que, en el suelo de las naves, "existirán balsas de deyecciones para recogida del purín, que se encontrarán separadas según los departamentos", y agregaron que, también se dispondrá de una balsa cubierta "con capacidad para almacenar más de 300 metros cúbicos de purín y aguas de limpieza totalmente impermeabilizada".

"La autorización ambiental integrada es el mayor certificado ambiental que se puede conceder a las instalaciones industriales potencialmente contaminantes y a través de la cual el Consell controla que se emplean las mejores técnicas para disminuir el impacto sobre el medio ambiente", explicó el director general de Calidad Ambiental, Jorge Lamparero. Y destacó que, en la actualidad, la Generalitat, "ha otorgado un total de 51 de estas licencias".

Tal y como apuntó Lamparero, a través de esta autorización, "se fijan todas las condiciones ambientales exigibles para la explotación de las instalaciones y se especifican, entre otras, los valores límite de emisión de sustancias contaminantes, tomando en consideración las características técnicas de la instalación, su implantación geográfica y las condiciones locales del medio ambiente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies